Actualidad

Huelga en Costa Rica cumple un mes pero con débil apoyo

Huelga en Costa Rica cumple un mes pero con débil apoyo

Huelga en Costa Rica cumple un mes pero con débil apoyo

La huelga sindical en Costa Rica contra una reforma tributaria, aprobada en la primera de dos discusiones parlamentarias, cumplió hoy un mes, pero luce cada vez con menos apoyo de los trabajadores y con 17 fallos de ilegalidad en su contra.

La Unión Sindical informó que este miércoles llevó a cabo una reunión con sus bases, las cuales decidieron mantener de manera indefinida la huelga, que tiene su principal apoyo en los sindicatos del sector educación.

La Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) "continúa en huelga indefinida contra el combo fiscal, nos mantenemos firmes a lo largo y ancho del país", declaró tras la presidenta de ese gremio Mélida Cedeño, tras una reunión sindical.

Por su parte, el secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), Albino Vargas, dijo que las bases decidieron continuar con la huelga y que el "pronunciamiento es contundente".

"Este movimiento sigue siendo necesario para la justicia social, es completamente legal, legítimo y moralmente correcto", afirmó Vargas.
La huelga comenzó el pasado 10 de septiembre con la exigencia de que se retirara del Congreso el proyecto de reforma tributaria y el Gobierno estableciera una mesa de diálogo multisectorial para redactar un nuevo texto basado en propuestas sindicales.

Sin embargo, el Gobierno del presidente costarricenses, Carlos Alvarado, no accedió y el Congreso continuó el trámite hasta que el pasado viernes aprobó la reforma fiscal en la primera de dos votaciones necesarias.

Los sindicatos en huelga ahora exigirán a la Sala Constitucional que declare inconstitucional la reforma tanto por el fondo como por la forma en que fue tramitada e el Congreso.

Hasta el momento, los juzgados de Trabajo han declarado esta huelga como ilegal en 17 instituciones públicas y legal en solo dos, de un total de 32 entidades que acudieron a la vía judicial.

El martes un juez de Trabajo declaró ilegal la huelga de los sindicatos del sector educación, pero los líderes sindicales han anunciado que apelarán el fallo y han hecho un llamado a los docentes para que no abandonen el movimiento.

Los datos de este miércoles del Ministerio de Educación indican que cerca de un 70 por ciento del personal sigue en huelga.
El otro gran bastión del movimiento eran los trabajadores del sector salud, pero el pasado sábado los principales sindicatos llegaron a un acuerdo con el Gobierno para deponer el movimiento.

El Gobierno informó que este miércoles regresaron a sus labores los trabajadores en huelga de los puertos del Caribe, los muelles más importantes para el comercio del país, así como los empleados de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), monopolio estatal de importación y distribución de combustibles.

Los sindicatos en huelga creen que la reforma fiscal es regresiva y golpea a las clases medias y bajas.

Según el Gobierno, el plan tributario busca recaudar recursos frescos equivalente a cerca del 1,2 por ciento del producto interno bruto (PIB) para estabilizar las finanzas y paliar el déficit proyectado al 7,1 por ciento del PIB para 2018.

La reforma convierte el impuesto de ventas del 13 por ciento en uno de valor agregado (IVA) de la misma tasa pero que gravará los servicios y, de manera diferenciada, algunos productos que antes estaban exentos.

También incluye cambios en el impuesto sobre la renta, en la renta de capital, la renta global y medidas para reducir el gasto público, como por ejemplo la disminución de pluses salariales.

Lee también

Comentarios