Actualidad

Icefi dice crisis política impacta y mina expectativas económica de Honduras

Icefi dice crisis política impacta y mina expectativas económica de Honduras

Icefi dice crisis política impacta y mina expectativas económica de Honduras

La desaceleración del crecimiento proyectada para los próximos dos años en Honduras, que ha logrado estabilizar el gasto, la deuda y el déficit, es una consecuencia de la crisis política que atraviesa el país, que tiene un impacto en la confianza de los inversores, afirmó un experto economista a Acan-Efe. "La ingobernabilidad democrática esperada en Honduras aumenta la incertidumbre sobre el futuro del país", dijo el director del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Jonathan Menkos, al analizar las perspectivas del Fondo Monetario Internacional (FMI), que dan a Honduras una expansión económica del del 3,5 y 3,6 por ciento en el 2018 y 2019. Esas proyecciones muestran una clara desaceleración del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) frente al 3,8 y 4,8 por ciento de 2016 y 2017, respectivamente. La crisis política derivada de la reelección de Juan Orlando Hernández en unos comicios cuyos resultados no acepta la oposición, "minará las expectativas de inversionistas nacionales y extranjeros y del turismo, profundizando los problemas sociales y aumentando la migración forzada hacia Estados Unidos", dijo Menkos. "El menor crecimiento económico previsto para los próximos dos años es consecuencia" además de que en Honduras "se legislan y se toman acciones desde la administración pública para cerrar las puertas a la lucha contra la corrupción y la impunidad", precisó el economista. También juegan un rol central en la crisis política y en la disminución de la producción nacional la violencia, que cobró la vida de 3.791 personas en el 2017, un 26,4 por ciento menos que el año anterior, y la pobreza que aqueja a más del 65 por ciento de la población hondureña, argumentó el experto. El escenario para los próximos dos años se presenta en un país que había evidenciado en los últimos dos años un crecimiento muy significativo de su comercio internacional, dijo el director del Icefi, un economista con máster en Gobierno y Políticas Públicas en América Latina por la Universidad Pompeu Fabra/IDEC de Barcelona. Ello como "resultado de la dinámica registrada en la actividad económica, con una estrategia de depreciación de la moneda que ha potenciado las exportaciones, y una política fiscal que ha logrado estabilizar los grandes agregados como déficit fiscal, la deuda pública y gasto". Esa estabilización se ha logrado "a costa de una mayor regresividad en los impuestos, y manteniendo privilegios fiscales e importantes vicios en la ejecución del gasto público, entre los que destacan el aumento desmedido de los presupuestos de defensa (Ejército) y de programas clientelares en detrimento de la inversión social", indicó Menkos. El Banco Central hondureño presento en marzo pasado el Programa Monetario 2018-2019, que detalla que el crecimiento del PIB real se ubicará este año "entre 3,8 por ciento y 4,2 por ciento". impulsado por los sectores agropecuario y la recuperación de la construcción. El Programa proyecta para el 2018 y 2019 un déficit el 3,2 por ciento del 3,3 por ciento; remesas familiares procedentes del exterior por 4.634 millones de dólares y de 4.820 millones de dólares, y una inversión extranjera directa (IED) de 1.226 millones de dólares y 1.270 millones de dólares, respectivamente. Las remesas familiares representaron en el 2017 cerca del 17 por ciento PIB hondureño, de acuerdo a los datos oficiales.

Lee también

Comentarios