Actualidad

Improvisación, desorden e incoherencia en gastos en salud en El Salvador

Médicos del Rosales denuncian gastos millonarios sin planificación, ya que ni siquiera hubo una auditoría previa para identificar las verdaderas necesidades.

El presidente Nayib Bukele vetó la ley que contemplaba seguros de vida para el personal de salud que muriera a causa del covid-19.

Que la situación epidemiológica del covid-19 se le haya salido de control al sistema público de salud tiene una clara explicación: lo que ha habido es pura improvisación de parte de las autoridades estatales: "De aplausos a cadáveres no viven ni se alimentan las familias" del personal de salud, le escribió ayer el secretario general del Sindicato de Médicos del Hospital Nacional Rosales (SIMERH), Alcides Gómez, al director de ese centro asistencial, Maynor Martínez, en una carta en la que hace una serie de señalamientos sobre los graves efectos de esta improvisación en el sistema sanitario de todo el país.

En primer lugar, Gómez advierte que el director tardó más de 20 días en responder a la correspondencia que le envió el personal médico; y, aunque agradece la respuesta tardía, le reitera que la situación epidemiológica nacional está fuera de control porque el Gobierno nunca hizo un análisis certero de la situación en la que se encontraba el sistema antes de ejecutar acciones para solventar las debilidades y así lograr fortalecerlo.

El colapso actual del sistema es debido a: "la falta de entendimiento y de cooperación entre los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, que ha ocasionado desorden legal institucional al país", "la falta de una dirección idónea, técnica y científica para enfrentar la grave problemática"; y a que "la actual administración no quiso realizar una auditoría oportuna para conocer las condiciones reales del sistema de salud, omisión que no permitió conocer las verdaderas deficiencias", enumeró el médico en la misiva.

"Ante la presencia de la pandemia, sin conocer lo que realmente teníamos, se respondió irresponsablemente con ocurrencias e improvisaciones que han profundizado la incapacidad del sistema para responder a este gran desafío", le escribió Gómez a Martínez.

"De manera desordenada, desarticulada e incoherente se han ‘invertido’ millones de dólares en compras de equipo y material en las que se han usado métodos cuestionables", agregó Gómez a los señalamientos, en referencia a las denuncias públicas sobre compras directas a familiares o amigos de funcionarios públicos, marginando la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP).

El galeno criticó que en lugar de campañas de concienciación masiva para salvar la vida de la población, lo que ha habido es propaganda para ganar voluntades que favorezcan intereses políticos.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines