Actualidad

Incertidumbre y suba del dólar arrastran monedas de América Latina

Incertidumbre y suba del dólar arrastran monedas de América Latina

Incertidumbre y suba del dólar arrastran monedas de América Latina

Algunas de las principales monedas de América Latina, como el peso argentino, el peso mexicano y el real se depreciaron hoy a niveles máximos respecto al dólar, en medio de una ola de incertidumbre que aleja a los inversores cada vez más de los mercados emergentes. En Argentina, la cotización del dólar estadounidense alcanzó hoy un nuevo pico histórico al comercializarse a 23,40 pesos para la venta, en una nueva subida que rompió la calma que habían traído los anuncios del Gobierno de Mauricio Macri en medio de la crisis financiera. La divisa estadounidense subió este mediodía (local) un 3,41 por ciento respecto al cierre del lunes, hundiendo otra vez el valor del peso argentino, que la semana pasada perdió más de un 8 por ciento. En México, la moneda norteamericana alcanzó su mayor nivel del año, al quedar en 19,57 pesos en la cotización del Banco de México (central). En mayo la depreciación del peso mexicano fue del 4,2 por ciento frente al cierre de abril. En ventanillas bancarias, en tanto, la divisa se vendía hasta 19,95 pesos. En Brasil, la tendencia del dólar de los últimos tres meses también fue alcista. Entre el 18 y el 24 de abril subió sin detenerse hasta llegar a 3,4767áreales por dólar y al promediar la jornada de hoy llegó a tocar su punto más alto al alcanzar 3,5725 reales. En Chile, el dólar cerró hoy con una suba de 5,7 pesos respecto al día anterior y se ubicó en 635,30 pesos,ácon lo que acumula un alza sostenida en siete jornadas consecutivas. En Colombia, en tanto, el dólar empezó a cotizarse en la jornada de hoy aá2.836 pesos y alcanzó un precio máximo de 2.840 pesos. Analistas coinciden en señalar que la incertidumbre causada por el anuncio de Estados Unidos de retirarse del acuerdo nuclear con Irán impacta negativamente en los mercados emergentes. El petróleo recuperaba hoy pérdidas en los principales mercados a causa de una preocupación por el abastecimiento global tras el regreso de las sanciones contra Teherán. Asimismo, la recuperación económica de Estados Unidos, donde el índice de desempleo se mantiene en mínimos históricos, fortaleció la cotización del dólar a nivel mundial, que se volvió un atractivo para los inversores. A su vez, la suba de la moneda norteamericana amenaza con encaracer el financiamiento externo de los países latinoamericanos, algo que complica las cuentas públicas de los Gobiernos y preocupa a los inversores. En ese escenario, los fondos globales se lanzan en busca de mejores rendimientos como los que pagan los bonos del Tesoro de Estados Unidos. La Reserva Federal estadounidense (Fed) sigue partiendo de un crecimiento económico moderado en ese país y de un desarrollo estable del mercado laboral. En líneas generales se estima que la Fed subirá este año al menos dos veces más las tasas, tras la última suba de marzo. En base a las perspectivas inflacionarias, algunos expertos prevén incluso tres aumentos adicionales durante 2018, algo que profundizaría la tendencia de salida de capitales de países emergentes hacia EstadosáUnidos.

Lee también

Comentarios