Loading...
Actualidad

Inflación y su impacto en la seguridad alimentaria del Triángulo Norte de Centroamérica

La situación de la inflación y sus efectos debe ser una alerta muy importante para que los gobiernos de los 3 países del Triángulo Norte de Centroamérica tomen medidas urgentes y eficaces.

Foto ilustrativa/EE

La situación económica a nivel mundial refleja una crisis que tiene diferentes determinantes.

Por una parte, los países vienen saliendo de los impactos catastróficos que dejó la pandemia del covid-19, tanto a nivel de los habitantes como también de sus finanzas y su dinámica económica. Los efectos de la pandemia aún siguen presentes para muchos Estados en cuanto a la necesidad y capacidad de inmunizar a sus habitantes y mejorar los sistemas de salud para atender los nuevos contagios que aún persisten. Por otra parte, los efectos post-pandemia, repercutieron en diversas situaciones que los países están superando, como la recuperación del crecimiento económico, la estabilización de los precios de bienes y servicios, retomar la dinámica del comercio internacional, lograr el balance de los ingresos y gastos públicos, al igual que reducir la deuda pública, entre otros aspectos que se vieron afectados.

Por si el 2020 y 2021 no hubieran sido lo suficientemente difíciles para la historia de la humanidad, el 2022 trajo consigo nuevas calamidades que tienen efectos a nivel global. Por una parte, los efectos posteriores a la pandemia generaron una crisis de contenedores, la cual ha impactado a Estados Unidos, la  economía más grande a nivel mundial; aunado a una guerra comercial que desde el 2019 se ha producido entre este país y China (la segunda potencia económica mundial), ha provocado un efecto inflacionario sin precedentes –alcanzando una tasa de 8.3% en abril de 2022– que no sólo afecta a la economía estadounidense, sino además, tiene efectos directos en las economías dependientes de esta, como las de los países del Triángulo Norte de Centroamérica. Además, resulta relevante otra situación que se produjo a finales de febrero del presente año, siendo el despliegue militar que realizó Rusia en Ucrania. Esta invasión se ha convertido en una guerra prolongada con repercusiones económicas que han afectado los precios globales de los combustibles, de materias primas y alimentos.

La sumatoria de los fenómenos antes descritos, no pasa desapercibida en los países de la región centroamericana, especialmente en Guatemala, El Salvador y Honduras. Una breve revisión de la tendencia del comportamiento de la inflación demuestra que, en los últimos trimestres –a partir del 2020 en el caso de El Salvador y Honduras y a inicios de 2022 en Guatemala– el nivel general de los precios medido por la inflación, a partir del Índice de Precios al Consumidor (IPC), se ha incrementado exponencialmente. En el caso de El Salvador, cambió su dinámica de deflación que presentaba hasta el último trimestre de 2020 (-0.08%), hasta alcanzar un 6.7% al primer trimestre de 2022. En Honduras, el efecto inflacionario se observó desde el tercer trimestre de 2020, en donde inició con un incrementó de 3.4% hasta alcanzar alrededor del 7.0% al cierre del primer trimestre de 2022. Para Guatemala, la situación ha sido irregular, puesto que existen algunas inconsistencias en la medición de la inflación, que han resultado en fuertes críticas hacia el Instituto Nacional de Estadística (INE), entidad encargada de su medición; no obstante, a pesar que al primer trimestre de 2021 se observó un incremento de la inflación alcanzando el 5.8% y que durante el resto del periodo presentó una caída que mostró una baja hasta el 3.1% al final del año, para el primer trimestre de 2022 se observa un alza nuevamente del 4.2%. Esto demuestra que los tres países transitan por procesos inflacionarios que están provocando serios problemas sociales y económicos.

Fuente: Datos obtenidos de cifras del Instituto Nacional de Estadística (GTM); Banco Central de Reserva (ESV) y Banco Central de Honduras (HND). *Datos al primer trimestre del 2022.

Con este escenario la pregunta suele ser: ¿qué efectos tiene la inflación en las economías?, lo que tiene una respuesta relativamente simple: es la pérdida del poder adquisitivo de la moneda. Esto significa que el efecto se extiende a diversos ámbitos en los cuales quizá el más relevante es la disminución de la capacidad de compra que tienen las familias cuando los ingresos permanecen nominalmente constantes, y esto se amplifica en sociedades donde la mayor parte de la Población Económicamente Activa (PEA) subsiste en mercados informales o con un sueldo mínimo que no alcanza ni para mantener el consumo de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), es decir, se produce un grave deterioro en la seguridad alimentaria de los hogares. A su vez, las empresas también ven efectos en sus costos de producción o de ventas, lo cual encarece los bienes y servicios de consumo final. A nivel macroeconómico, se pueden dar efectos en el propio crecimiento de la economía derivado de una contracción en la oferta y demanda del mercado de bienes y servicios. A nivel fiscal, un efecto inmediato puede resultar en un incremento de la recaudación de impuestos, pero dado que el impacto en el consumo se reduciría en el mediano y largo plazo, esto puede significar un estancamiento o reducción de la carga tributaria también. Asimismo, los efectos que esto representa en el gasto público podrían ser significativos en el sentido que los materiales y suministros necesarios para producir los bienes y servicios públicos también se encarecen, lo que podría limitar aún más las coberturas y la calidad de estos.

Por su parte, la Organizaciones de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), presentó su actualización del Índice de Precios de los Alimentos (FPI por sus siglas en inglés), el cual mide la variación mensual de los precios internacionales de una canasta de cinco grupos de productos básicos alimenticios ponderados. Las cifras muestran una tendencia al incremento, constante desde el 2019 cuando se observó una variación interanual del 1.5% del FPI real, la cual se ha empeorado en los últimos 2 años, alcanzando el 26.1% en 2021 y encontrándose en 16.3% hasta abril de 2022.  Esto se traduce en el deterioro profundo y acelerado de los sistemas alimentarios globales. Los impactos que esto representa para nuestros países resultan en incrementos de precios de los granos básicos, máximo en los meses que se reducen las reservas, al igual que el aumento del precio de los fertilizantes y el rendimiento que esto puede llegar a presentar en las cosechas para el próximo año. Pero aún más importante, es lo que esto representa para la seguridad alimentaria y nutricional de millones de niñas y niños, quienes son las principales víctimas de los efectos inflacionarios. 

Fuente: Datos obtenidos de la FAO, en su actualización del FPI para abril de 2022. *Datos de la variación de abril 2022.

Aún no se cuenta con una estimación del incremento de la población en general, y en particular de la infantil, que se encontraría en riesgo de vulnerabilidad de su seguridad alimentaria para este 2022 o para los próximos años bajo estos escenarios. Sin embargo, actualmente el incremento de los casos de desnutrición aguda (DA) ya es una situación tangible, como en el caso de Guatemala: según cifras oficiales hasta mayo de 2022 se contabilizan 9,249 casos de menores de 5 años con DA, de los cuales el 26.7% son cuadros severos. 

La situación de la inflación y sus efectos debe ser una alerta muy importante para que los gobiernos de los 3 países del Triángulo Norte de Centroamérica tomen medidas urgentes y eficaces. Es necesario que los programas de atención a la seguridad alimentaria y nutricional mantengan una asignación presupuestaria y logren una ejecución de gasto efectiva, pero aún más, se debe garantizar e incrementar su presupuesto para los próximos periodos. El futuro, dentro de los acontecimientos históricos que están sucediendo, pareciera presentar un horizonte poco halagüeño, pero aún se puede garantizar el derecho a la alimentación siempre y cuando la conciencia y voluntad de las autoridades así lo permita. 
 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines