Actualidad

Karla Turcios no pudo defenderse del ataque de su pareja: Fiscalía

Karla Turcios no pudo defenderse del ataque de su pareja: Fiscalía

Karla Turcios no pudo defenderse del ataque de su pareja: Fiscalía

Mario Huezo, compañero de vida de la periodista Karla Turcios, se puso de pie en medio de tres agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) que lo custodiaban afuera del Juzgado Undécimo de Paz de San Salvador. Maniobró para mover las esposas que llevaba puestas y dijo a los periodistas: “No voy a aceptar ninguna pregunta en este momento. Solo voy a decir algo. Lo que está sucediendo acá es lo que ha sucedido desde que se dio la noticia. Muchas acá dicen el matamujeres, que pase. No he sido vencido en juicio para que lo digan de esa manera”. La Fiscalía General de la República (FGR) lo acusó ayer formalmente por el feminicidio agravado de su expareja, la periodista de Grupo LPG Karla Turcios. La audiencia inicial del caso será hoy. Según la investigación fiscal, Turcios fue atacada por Huezo el sábado 14 de abril cuando ella recién se despertaba; por lo tanto, se vio indefensa porque se encontraba adormitada. La fiscalía también determinó que la víctima tenía golpes en la cara que fueron provocados antes de su muerte. El jefe fiscal de Santa Ana, Max Muñoz, dijo ayer que han podido determinar que Turcios fue asesinada por Huezo al interior de su casa de residencia, en la colonia Costa Rica, de San Salvador. El principal indicio que apunta a esto es que los teléfonos celulares que ambos portaban se encontraban en esa casa hasta que presuntamente Huezo salió con el cadáver de la víctima. Esa teoría es congruente con el tiempo que, según la autopsia, Turcios tenía de haber sido asesinada cuando su cadáver fue localizado.   “(La versión se confirma) Principalmente, por el hecho de haber realizado ella una llamada a su madre ese mismo día a las 7:56, donde ella manifiesta que estaba en su casa y que no iba a poder llegarla a ver en un lugar en la zona oriental”, dijo el fiscal. Durante la inspección realizada en la casa de Turcios, la Fiscalía encontró una camisa del hijo de la pareja, la cual coincide con la que se alcanza a ver que portaba un niño en el carro conducido por Huezo en el que fue transportado el cadáver de la periodista hasta Santa Rosa Guachipilín, Metapán (Santa Ana). La fiscalía también presentó como pruebas las imágenes de siete cámaras que identifican el carro de Huezo desplazándose hacia la zona en donde se encontró el cadáver. Además, la identificación de la señal de los celulares de Turcios y de Huezo el día del hecho coincide con el lugar donde se encontró el cadáver. De momento, la fiscalía ha acreditado que Huezo actuó solo. Sin embargo, el jefe fiscal aseguró que la investigación continúa. La investigación inicial apunta a que la agresión en contra de Turcios fue un acto premeditado por Huezo. Para probarlo, Muñoz citó que, a partir de la extracción de información del teléfono del imputado, se percataron de que este envió en agosto del año pasado varios mensajes a su compañera de vida “para provocarla”. Turcios respondió y discutieron. Según el fiscal, en la coyuntura de la pelea, Huezo se comunicó con un amigo y le hizo saber que ya tenía un pretexto para atentar en contra de ella, al menos de forma física. “Tenemos el móvil. Eso es parte de las pericias que también se incorporan, como es la extracción de información del celular que portaba. En la información se puede ver algún tipo de violencia económica”, dijo Muñoz, quien reiteró lo que dijo antes el fiscal general: que Turcios fue sufrió violencia económica. Y a pesar de que los fiscales aseguran que existe suficiente prueba técnica para señalarlo como el autor material del crimen, Huezo volvió a negar su participación: “Yo jamás le alcé la mano a mi mujer. Quiero ver alguna referencia o algo que diga lo contrario o si tengo algún antecedente con eso. La amaba, la amé y la sigo amando” , dijo el acusado. Víctima reciente Ayer, Aura Marily Girón Cardona, una joven de 33 años, fue asesinada frente a sus hijos de cinco y siete años cuando los llevaba a la escuela en el cantón Santa Lucía, de Ciudad Arce (La Libertad). Según la versión policial, dos hombres armados llegaron en una motocicleta y le dispararon varias veces a Girón por la espalda. Las autoridades capturaron a tres hombres como sospechosos del crimen, uno de ellos menor de edad, quienes son acusados de pertenecer a una pandilla y están perfilados como vendedores de droga en la zona. Ayer también fue sepultada en Santa Ana Katherine Lisbeth Cárcamo, una joven que, según sospechan sus familiares, fue asesinada por su pareja, Bryan Arévalo, el lunes pasado. 146  feminicidios han sido cometidos, incluyendo el caso de la mujer que fue asesinada ayer frente a sus dos hijos.  

Lee también

Comentarios