Actualidad

Kim Jong Un supera tácticamente a Donald Trump en Singapur

Kim Jong Un supera tácticamente a Donald Trump en Singapur

Kim Jong Un supera tácticamente a Donald Trump en Singapur

El líder norcoreano demostró ser mejor negociador.

Quizás la mejor representación de la surrealista reunión entre Donald Trump y Kim Jong Un celebrada en Singapur el martes fue cuando la ex estrella de baloncesto Dennis Rodman — vistiendo su gorra de béisbol roja de "Haz de EUA un gran país nuevamente" y sus lentes oscuros — rompió a llorar en CNN cuando declaró que el 12 de junio era un gran día para el mundo entero.

La incoherente conferencia de prensa del Sr. Trump después de la cumbre sólo sirvió para realzar el aura de espectáculo de telerrealidad. Entremezclando bromas con los reporteros, el presidente estadounidense reveló una lista de concesiones estadounidenses que fue mejor que cualquier cosa que el Sr. Kim podría haber imaginado.

Junto con la promesa de ponerle fin a los ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur (aparentemente sin consultar al aliado de EUA), el Sr. Trump dijo que esperaba que pronto se firmara un tratado formal de paz entre los dos países e indicó su fuerte deseo de retirar los 32,000 soldados estadounidenses estacionados en Corea del Sur.

La breve declaración conjunta firmada por ambos hombres sólo puede interpretarse como una victoria para el dictador norcoreano. Además de los compromisos insulsos de ambas partes de entablar nuevas relaciones y trabajar por la paz, el documento comprometió a Pyongyang a simplemente "trabajar en pos de la desnuclearización total de la península de Corea".

El Sr. Trump decidió ignorar que el régimen del Sr. Kim interpreta esa frase como la eliminación del paraguas nuclear estadounidense de Corea del Sur a cambio de la desnuclearización del norte. En cuanto a las concesiones que había obtenido del Sr. Kim, el presidente estadounidense se quejó de que no había tenido suficiente tiempo en esta cumbre para acordar un acuerdo más amplio de desnuclearización.

Subrayó el compromiso de Pyongyang de devolver los restos de los soldados estadounidenses muertos o capturados durante la guerra de Corea y habló vagamente sobre la promesa del Sr. Kim de destruir un sitio de pruebas de motores de misiles en algún momento futuro. Ambas promesas carecen de sentido desde la perspectiva del Sr. Kim.

El Sr. Trump sí afirmó que las estrictas sanciones sobre Corea del Norte no se levantarían hasta que se logre un avance real hacia la desnuclearización. Pero la aplicación de esas sanciones está en gran parte en manos de China, el mayor socio comercial y benefactor de Corea del Norte. El martes, un portavoz del gobierno chino insistió en que se relajen las sanciones para recompensar los compromisos de Corea del Norte con la paz.

Si el Sr. Trump cambia de opinión e intenta reforzar las sanciones nuevamente, ahora es muy poco probable que China esté dispuesta a aplicarlas. Al ser una simple espectadora de esta cumbre, Beijing celebrará las palabras del Sr. Trump sobre el retiro de tropas y la cancelación de los ejercicios militares estadounidenses, los cuales el presidente llamó "muy costosos" y "muy provocativos". Uno de los objetivos más preciados de China es la eventual retirada de las tropas estadounidenses de su barrio.

Durante la conferencia de prensa, el Sr. Trump dio una idea de su mentalidad cuando les pidió a todos "a pensar en esto desde una perspectiva de bienes raíces". Le aconsejó al Sr. Kim que imaginara el potencial de sus "hermosas playas" si se utilizaban para construir condominios en lugar de realizar ejercicios de artillería.

Enterrado entre estas reflexiones está el punto válido de que Corea del Norte tiene mucho que ganar si puede obtener el apoyo de EUA y de sus vecinos capitalistas para ayudar a restablecer su devastada economía comunista. Pero obtener la ayuda necesaria para reconstruir su economía mientras a su vez mantiene sus armas nucleares es sin duda la opción preferida.

Es muy posible que el Sr. Trump regrese a EUA y cambie de opinión sobre algunas de las promesas que hizo. También es posible que su despliegue aparentemente abrumador de buena voluntad hacia el dictador conduzca a concesiones reales por parte de Pyongyang. Pero por ahora, el Sr. Kim se ha mostrado como el negociador más hábil.

Copyright The Financial Times Limited 2018

© 2018 The Financial Times Ltd. All rights reserved. Please do not copy and paste FT articles and redistribute by email or post to the web.

Lee también

Comentarios