Actualidad

La Fiscalía salvadoreña suma acusación de lavado contra el expresidente Funes

Funes vive en Nicaragua desde 2016 y recibió la nacionalidad de ese país, cuya Constitución prohíbe la extradición de sus ciudadanos.

Expresidente salvadoreño, Mauricio Funes. | Foto: archivo

La Fiscalía de El Salvador sumó este jueves una nueva acusación contra el expresidente Mauricio Funes (2009-2014) por el delito de lavado de dinero, cometido al supuestamente adjudicar irregularmente un contrato de construcción por más de 8,4 millones de dólares a una empresa guatemalteca.

La institución señaló que se giró una orden de captura administrativa contra Funes, quien se encuentra en Nicaragua, pese a que en otras ocasiones no se han ejecutado.

Funes vive en Nicaragua desde 2016 y recibió la nacionalidad de ese país, cuya Constitución prohíbe la extradición de sus ciudadanos.

Además de Funes, también enfrentará el cargo de lavado de dinero el exfuncionario y amigo del exmandatario Miguel Menéndez, considerado por el Ministerio Público como el segundo al mando de una supuesta red de corrupción al interior del Gobierno que habría colaborado con la malversación de más de 351 millones de dólares.

También será incluido en el proceso penal el empresario de origen guatemalteco y representante de la sociedad Servicios Calificados de la Construcción Jaime Aparicio, quien es procesado penalmente en su país.

De acuerdo con la Fiscalía, Aparicio entregó a Funes y Menéndez un avión "como dádiva, (...) con el objetivo de ser favorecido con la adjudicación del contrato" para el diseño y construcción de un puente en 2013, obra que no se concretó.

Entre 2013 y 2016, los acusados "lo usaron para viajes familiares a los Estados Unidos de América, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Honduras" y lo alquilaban por 1.300 dólares la hora.

"Por incumplimiento en la ejecución de la obra, el Ministerio de Obras Públicas caducó el contrato, por lo que reclamaron la devolución de esa nave, pero los imputados Funes Cartagena y Menéndez Avelar no lo devolvieron, quedando siempre bajo su custodia", explicó la Fiscalía.

Una corte guatemalteca, a petición de la Fiscalía salvadoreña, "decretó la incautación de dicha aeronave y actualmente está depositado en el Aeropuerto Internacional La Aurora".

Funes, mediante su cuenta de Twitter, negó las acusaciones y aseguró que "el presidente de la República no tiene entre sus facultades adjudicar contratos de construcción de puentes o de cualquier otra obra pública".

"El avión de la fotografía (publicada por la Fiscalía en redes sociales) no es de mi propiedad. Cómo puedo favorecerme de una dádiva que no es mía ni nunca fue mía", subrayó.

El exmandatario enfrenta procesos penales por la supuesta desviación y lavado de más de 351 millones de dólares, el pago de sobornos, revelar un documento secreto de Estados Unidos, la malversación de fondos de una represa, evasión de impuestos e impulsar una tregua entre las pandillas.

Funes, quien gobernó bajo la bandera del "cambio" del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) ante la corrupción de Administraciones anteriores, es el tercer presidente de la democracia salvadoreña en ser acusado de apoderarse de dinero público. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines