Actualidad

La OPEP+ opta por no reaccionar a ómicron y aumentará su bombeo en enero

La OPEP+ se ha dejado una puerta abierta para cambiar en cualquier momento las cosas si lo considera necesario, mediante una inusual formulación en la declaración final de su reunión, donde afirma que ésta "permanece en sesión" para continuar vigilando estrechamente la evolución de la pandemia de la covid.

Foto: archivo

La alianza de productores de petróleo OPEP+, ha intentado enviar este miércoles un mensaje de tranquilidad a los turbulentos mercados al anunciar que aumentará su bombeo en enero como tenía previsto, en 400.000 barriles diarios, sin reaccionar a los temores desatados por la variante ómicron del SARS-CoV-2.

"Esto se debe principalmente al hecho de que vemos un mercado equilibrado y a que la demanda se está recuperando gradualmente", explicó el viceprimer ministro ruso, Alexandr Novak, en la cadena de televisión Rossía-24.

Consideró que aún es pronto para evaluar el eventual impacto de la nueva cepa del coronavirus en el consumo de petróleo, o la ligera reducción en la movilidad de las personas en Europa y frica causada por restricciones para frenar la actual oleada de contagios.

Es que en otras regiones, como América Latina y Asia, "hay un aumento" de los traslados, "de manera que tenemos que observar" la evolución, recalcó.

SEGUIRN ATENTOS A ÓMICRON

Así las cosas, la OPEP+ se ha dejado una puerta abierta para cambiar en cualquier momento las cosas si lo considera necesario, mediante una inusual formulación en la declaración final de su reunión, donde afirma que ésta "permanece en sesión" para continuar vigilando estrechamente la evolución de la pandemia de la covid.

Las deliberaciones telemáticas de la alianza, iniciadas el miércoles, han sido seguidas de cerca en unos mercados donde los precios del crudo se han desplomado cerca de un 10 % desde el pasado jueves, arrastrados por la alerta lanzada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la nueva cepa de la covid.

Pese a ello, la OPEP+ decidió hoy no alterar el plan que ha puesto en marcha en agosto para incrementar los suministros de forma comedida y gradual, a razón de 400.000 barriles diarios cada mes, hasta septiembre de 2022.

Prevé así volver a bombear los 3,8 millones de barriles diarios (mbd) que aún mantiene bajo tierra, del gran recorte de producción (de 9,7 mbd) acordado en abril del año pasado para compensar el desplome histórico de la demanda desencadenado por la pandemia.

Los miembros de la OPEP Venezuela, Irán e Irak están exentos de ese compromiso.

Tras estudiar la situación actual del mercado, la OPEP+ confirmó hoy que aplicará "el ajuste al alza de la producción conjunta mensual en 0,4 millones de barriles diarios (mbd)" en enero.

El nuevo tope máximo del bombeo subirá con ello hasta 40,494 mbd a partir del próximo 1 de enero.

De ese volumen, 24,554 mbd corresponde a la OPEP (sin Venezuela, Irán y Libia) y 15,94 mbd al grupo de aliados que lidera Rusia, país que tendrá una cuota de producción de 10,122 mbd, la misma que Arabia Saudí.

NULA REACCIÓN A WASHINGTON

Por otro lado, con la decisión de hoy los productores de crudo evitaron reaccionar al desafío que les planteó Washington con su iniciativa de orquestar una liberación de más de 50 millones de barriles de las reservas estratégicas de Estados Unidos y otros países consumidores con el fin de moderar los "petroprecios".

Ello a pesar de que el presidente de turno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y ministro angoleño de Energía, Diamantino Azevedo, advirtió ayer de que esos barriles adicionales pueden causar un "desequilibrio" en el mercado.

La acción lanzada la semana pasada por el jefe de la Casa Blanca, Joe Biden, cuando el valor del "oro negro" superaba los 80 dólares y después de que la OPEP+ hiciera oídos sordos a sus reiteradas peticiones para que abra aún más los grifos.

Los precios, que habían recuperado algo del terreno perdido a fines de noviembre, cuando acusaron la mayor caída mensual (cerca del 20 %), retomaron hoy la senda bajista nada más conocerse la resolución adoptada por la alianza petrolera.

La cotización del barril del crudo Brent, referente para Europa, retrocedía un 0,28 % y se situaba en 68,69 dólares a las 15.35 hora GMT, al tiempo que el del petróleo intermedio de Texas (WTI), de referencia en EEUU, perdía un 0,37 % al bajar hasta 65,33 dólares.

La próxima videoconferencia regular de la alianza ha sido convocada para el 4 de enero de 2022. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines