Actualidad

La economía nicaragüense decrece 3.9%, segundo año consecutivo de contracción

 La economía nicaragüense decreció un 3,9 % en 2019, encadenando así su segundo año consecutivo de contracción, como producto de la crisis social y política que afecta al país desde abril de 2018, informó este jueves el Banco Central de Nicaragua.
 

EFE/Jorge Torres

"En 2019, la economía nicaragüense continuó resintiendo los efectos negativos de los efectos sociopolíticos del 2018, observándose una disminución de la actividad económica del 3,9 % (-4% en 2018)", indicó el banco emisor del Estado en un informe.

El producto interno bruto (PIB) de Nicaragua cayó un 5,7 % en el 2019, de acuerdo al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para el 2020, el FMI espera que el PIB se contraiga "más moderadamente" entre un 1,2 % y un 1,7 %; en tanto, el Gobierno que preside Daniel Ortega, antes de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, estimaba un crecimiento de 0,5 % en 2020.

En 2019, las principales actividades económicas afectadas por la crisis fueron, en ese orden, construcción (-38,1 %), intermediación financiera (-16,6 %), pesca y acuicultura (-14,5 %), comercio (-9 %), y transporte y comunicaciones (-7,7%), entre otras, según el Banco Central.

DISMINUYE INVERSIÓN PÚBLICA Y PRIVADA

En tanto, otras actividades registraron crecimiento tales como explotación de minas y canteras (14,7 %), pecuario (4,8 %), agricultura (3,7 %), hoteles y restaurantes (3,4 %).

Asimismo, el banco emisor detalló que el año pasado la inversión fija privada disminuyó 31,4 % y la inversión pública 15,4 %.

Por el enfoque del gasto, los resultados indican que la evolución del PIB estuvo determinada por la contracción de la demanda interna, que fue contrarrestada parcialmente por los impulsos de la demanda externa.

El resultado de la demanda externa en 2019 estuvo determinado por el crecimiento de 5,3 % de las exportaciones, debido a mayores volúmenes exportados, a pesar que en promedio los precios internacionales de los principales productos de exportación disminuyeron, explicó.

En tanto, las importaciones disminuyeron 5,4 % derivado principalmente por menores compras externas de bienes de capital, intermedios y de consumo, los cuales estuvieron atenuadas por el aumento de los volúmenes de importaciones de la factura petrolera en 7,9 %, indicó.

Nicaragua, que en 2018 vio frenado ocho años seguidos de crecimiento, es el único país de Centroamérica con saldo rojo por segundo año consecutivo y la segunda economía en América Latina y el Caribe que más decreció en 2019, superada únicamente por Venezuela.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines