Actualidad

La histórica disputa en Centroamérica por la soberanía en el golfo de Fonseca

El golfo de Fonseca, en el océano Pacífico, ha sido históricamente una fuente de tensiones donde Honduras, El Salvador y Nicaragua hacen reclamos territoriales. Ahora, un decreto de Honduras ha vuelto a poner bajo el foco una histórica demanda.

Vista de Isla Conejo
Getty Images

Es una vieja disputa territorial que se reaviva cada cierto tiempo.

El golfo de Fonseca, en el océano Pacífico, ha sido históricamente una fuente de tensiones donde Honduras, El Salvador y Nicaragua hacen reclamos territoriales.

Ahora, el consejo de ministros hondureño publicó un decreto para "reafirmar la soberanía nacional en los espacios marítimos que le corresponden a Honduras en dichas aguas".

En el decreto, el gobierno de Honduras anuncia un plan de desarrollo para la región.

Pero ¿qué significa exactamente esto y por qué hay disputas territoriales en esta región?

Triple frontera

El golfo de Fonseca, con 3.200 kilómetros cuadrados, ha sido escenario de conflictos territoriales desde las independencias de Honduras, El Salvador y Nicaragua.

A diferencia de Nicaragua, que cuenta con 352 kilómetros de costa sobre el Pacífico, y El Salvador, con 307 km, para Honduras el golfo es su única salida a ese océano.

Golfo de Fonseca
BBC Mundo

El principal problema es la falta de delimitación de las aguas, asunto que ha llegado hasta la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para dirimir una disputa entre El Salvador y Honduras.

En una resolución en 1992, la CIJ determinó que ambos estados tenían soberanía exclusiva sobre una franja de 3 millas náuticas a partir de su costa, pero adjudicó la administración del resto de las aguas del golfo a los tres países que lo comparten.

Isla Conejo, en el centro de la disputa

Pese a que apenas es un peñón de menos de 1 km cuadrado, Isla Conejo es objeto de una larga disputa por su soberanía entre El Salvador y Honduras.

En los años 80, cuando El Salvador estaba en plena guerra civil, el contingente militar salvadoreño que resguardaba la isla volvió al continente, y tropas del ejército hondureño aprovecharon para ocupar por primera vez el islote.

Entonces empezó una controversia diplomática entre ambos países. El Salvador argumenta que Honduras ocupó la isla ilegalmente, y este que el peñón es suyo por su mayor cercanía a la costa hondureña (unos 600 metros).

La disputa casi siempre resurge en las campañas electorales. Honduras celebra elecciones generales el 28 de noviembre.

Soldado hondureño en Isla Conejo.
Getty Images
Soldado hondureño en Isla Conejo.

Pero ¿por qué hay una disputa sobre una isla de medio kilómetro cuadrado?

La ubicación geográfica de sus vecinos forma una especie de pinza en la entrada de la bahía, lo cual cierra aún más el libre acceso pues ambos cuentan con una soberanía de 12 millas náuticas según la Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar.

Si las autoridades nicaragüenses y salvadoreñas acordaran limitar la navegación en su mar territorial, podrían aislar a los hondureños.

En esas condiciones las islas en el golfo Fonseca tienen un valor fundamental, incluso un islote como Conejo.

Para Honduras el conflicto fue superado con el fallo de la Corte de La Haya en 1992 que reconoce la soberanía de 3 millas náuticas (5,5 km) desde la costa de cada nación.

Mientras El Salvador argumenta que Isla Conejo nunca formó parte de la resolución, pues no la menciona específicamente.

En la resolución se establece la soberanía sobre otras islas: El Tigre, que le pertenece a Honduras, y Meanguera y Meanguerita, a El Salvador.

En 2003, la CIJ rechazó una petición de El Salvador para revisar dicha resolución.

Marines hondureños alzan la bandera hondureña en Isla Conejo el pasado 1 de septiembre para conmemorar el Bicentenario de la Independencia.
Getty Images
Marines hondureños alzan la bandera hondureña en Isla Conejo el pasado 1 de septiembre para conmemorar el Bicentenario de la Independencia.

Qué dice el nuevo decreto de Honduras

"Ante la existencia de voces disonantes que surgen más allá de nuestras fronteras, estamos enviando al Congreso Nacional un decreto para reafirmar nuestra soberanía y la extensión de nuestro territorio apegado a la sentencia" de la Corte Internacional de Justicia, de 1992, dijo en un comunicado esta semana el presidente hondureño Juan Orlando Hernández.

"Isla Conejo es territorio hondureño y punto. Ahí no hay discusión", agregó el mandatario.

El decreto aprobado el miércoles por el consejo de ministros de Honduras tiene por objetivo "impulsar la paz y el desarrollo sustentable del Golfo de Fonseca".

"Ponemos a disposición un Corredor Logístico de primer mundo al servicio de Centroamérica e impulsar el desarrollo y la generación de miles de empleos en beneficio de nuestras naciones", tuiteó Hernández.

La iniciativa incluye la construcción del puente para unir Amapala, en la isla del Tigre, con tierra firme, así como "constituir el Instituto para el Desarrollo del Archipiélago Hondureño en el Golfo de Fonseca".

Además, haciendo referencia a las sentencias de la CIJ de 1992 y 2003, el decreto "reafirma" la soberanía sobre 25 islas e islotes en el golfo, entre las que se encuentra Isla Conejo.

"El archipiélago hondureño en el Golfo de Fonseca está constituido por las siguientes islas: Ramaditas, Conejo, Garrobo, Frijol, Grande, Chocolatillo, Chocolate, Santa Elena, Tigrito, Zacate Grande, Güegüensi, Del Toro, Exposición, El Coyote, Violín, Inglesera, Sirena, el Tigre, el Pacar, Comandante, de la Vaca, de las Almejas, de Pájaros, la Boca, los Matones", dice el texto.

El mandatario insistió en la "vocación pacifista" del decreto, pero añadió: "tenemos todo el derecho de defender nuestra soberanía y la seguridad del pueblo. No vamos a ceder ni dudar en lo que es nuestro sagrado deber de defender la patria".

Reacciones

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, respondió al hilo en Twitter de Hernández con un "meme".

Sin embargo, diputados de la oposición salvadoreña señalaron que cualquier disputa que se genere entre El Salvador y Honduras por el decreto sería una "cortina de humo" para distraer de los problemas internos de cada país.

René Portillo Cuadra, legislador de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), dijo que era "un excelente tema electoral para Honduras y una buena cortina de humo para el Gobierno de El Salvador para ocultar los verdaderos problemas", según la agencia Efe.

La diputada del partido Vamos Claudia Ortiz también indicó que reavivar la disputa por la isla sería "un distractor de los problemas importantes".

El miércoles más tarde, Hernández volvió a tuitear que el golfo de Fonseca "no volverá a ser objeto de conflictos".


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines