Actualidad

La pandemia sigue causando trastornos en el comercio internacional

Hay demoras en la actividad naviera que tienen implicancias a nivel mundial
 

Por la pandemia, crecieron los precios de los contenedores y también su falta de disponibilidad Marcelo Manera

La Terminal Internacional de Contenedores de Yantian, ubicada unos 80 kilómetros al norte de Hong Kong, y los puertos chinos de Guangdong fueron noticia hace poco tiempo por la afectación de sus operaciones a causa de brotes del Covid-19, a tal punto que hasta podían verse retrasadas las entregas de fin de año y el temor de una Navidad con faltante de regalos.

Pero los problemas que el coronavirus ocasiona al comercio exterior están lejos de concluir. Ahora fue la temida cepa Delta la que afectó a un trabajador del puerto chino de Ningbo-Zhoushan, el tercero de cargas más importante del planeta que vio reducidas sus operaciones a raíz de este brote.

El inconveniente no solo impacta sobre las cadenas de suministro antes del Black Friday y la temporada navideña, sino que además presiona en los costos de los envíos desde China, y el sudeste asiático, hacia la costa Este de los EUA.

De hecho, los precios ya se encuentran en records, de acuerdo a la medición mundial que elabora Freightos Baltic. Incluso, el valor promedio de los fletes a Los Ángeles ya superó los USS 10 mil por teu. Así las cosas, la pandemia arremete en un momento en que aún las cadenas de suministro no se adaptaron al repunte de la demanda que generó la reapertura de la economía. A eso, se incorpora el repentino incremento de los fletes, que obviamente beneficia a las compañías navieras, pero que golpea fuertemente a los importadores.

Si bien el puerto hasta ahora afectado estuvo tomando medidas, como derivar a las empresas a otras terminales, lo concreto es que esta situación achicó en una cuarta parte a su capacidad de carga de los contenedores.

Ya son varios los operadores que pronostican que la industria naviera de todo el planeta sentirá el impacto de la pandemia durante varios meses más, y que no espera ver cambios relevantes en la capacidad de envío durante al menos los próximos dos años, de acuerdo a cómo se desarrollen los inconvenientes sanitarios.

Lo cierto es que el comercio exterior, desde el Este de Asia hacia Europa, o los EUA, ha sufrido una seguidilla de malas noticias. Ahora, resta saber cómo la industria podrá atravesar estas aguas turbulentas.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines