Actualidad

La perseverancia de Vanessa

La férrea convicción de querer salir adelante a llevado a esta joven de 21 años a ser el motor de su familia.

La perseverancia de Vanessa

La perseverancia de Vanessa

La férrea convicción de querer salir adelante a llevado a esta joven de 21 años a ser el motor de su familia.

Cuando a finales de mayo de este año le dijeron a Vanessa Quinteros que estaba contratada para trabajar en el departamento de contabilidad de Radio Corporación, supo que todo el esfuerzo y la lucha de alcanzar el éxito a través de los estudios había comenzado a dar sus frutos. Ahora es la primera en su familia en llegar a la universidad y aporta económicamente al hogar que la vio crecer.

Vanessa tenía apenas 15 años cuando supo que su destino estaba en las aulas. Sus excelentes calificaciones le daban la convicción de que la pobreza de su hogar no iba a ser un obstáculo para que conquistara sus sueños.

En su natal San Emigdio, en La Paz, comenzó a estudiar el bachillerato y una maestra del instituto de la zona se volvió su inspiración. Fue ella quien reconoció su talento y quien la motivó a aspirar a llegar más alto. Vanessa le tomó el consejo a pulso y esos tres años obtuvo el primer lugar y logró graduarse con honores.

Aunque el horizonte era brumoso, Vanessa sabía que quería llegar a la universidad. “Yo veía cómo mi mamá sufría porque obviamente yo tenía todo como para seguir estudiando, pero no podían pagármelo, entonces yo busqué oportunidades”, recuerda Vanessa.

Confiesa que fueron momentos difíciles, parecía que sus sueños se truncaban, pues en aquel hogar había que comer a diario y sus dos hermanos menores también tenían hambre.

Sin embargo, las puertas de Mercedarios se abrieron y la llevaron a su hogar con una beca completa para sus estudios superiores.

Comenzó sus estudios de contabilidad en la Universidad Tecnológica (UTEC) y su excelencia académica la llevó a la Fundación Renacer, para convertirse una de las beneficiarias de capacitaciones, para luego conseguir su primer empleo.

“Fui a la entrevista y pensé que no iba pasar. Nos llevaron a Radio Corporación y nos hicieron entrevistas y las personas llevaban 4 años en licenciatura y dije: ‘Imposible que quede’. A los días me llamaron que había quedado, solo yo había quedado”, cuenta emocionada.

Ahora, Vanessa es parte de la fuerza laboral y se ha vuelto la inspiración de sus dos hermanos menores.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines