Loading...
Actualidad

Las cifras que nos muestran que la migración desde Guatemala está incontenible

Ante esta coyuntura el Gobierno de Guatemala firmó acuerdos sobre el tema de migración, pero no está obligado a cumplirlos.

La semana pasada durante la celebración de la Cumbre de las Américas los gobiernos de la región firmaron compromisos en el tema de migración en lo que se conoció como la Declaración de Los Ángeles sobre Migración y Protección.

EUA se comprometió, entre otros ofrecimientos, a ampliar la cuota de refugiados que recibe al año, renovar la tramitación de visados para familias cubanas y haitianas y facilitar la contratación de migrantes centroamericanos. Asimismo, hizo anuncios relacionados a promover el desarrollo, cooperación económica y lucha contra el cambio climático.

A cambio, a EUA le interesa que los países a lo largo de la ruta migratoria —como Guatemala— refuercen sus fronteras, controle y expulsen a aquellos que no reúnan los requisitos para solicitar asilo.

La Cancillería guatemalteca confirmó que se acordó asegurar las fronteras en toda la región mediante políticas y prácticas humanas, “con acciones de facilitación de retornos a países de residencia”; no obstante, el canciller Mario Búcaro dijo que los acuerdos son de “buena voluntad”, lo que significa que no son vinculantes y que el país no está obligado a cumplirlos.

Cifras

La coyuntura actual del tema migratorio en Guatemala tendría que hacer reflexionar a las autoridades. Los números oficiales revelan un aumento de personas que abandonan el país en busca de una mejor vida.

Solo de octubre de 2021 hasta mayo último, los guatemaltecos protagonizaron 155 mil 584 detenciones en la frontera sur de EUA, de acuerdo las cifras de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés).

De estos, 40 mil 384 son menores de edad no acompañados —el 40 por ciento del total—, mientras que 22 mil 944 personas viajaban en núcleos o unidades familiares.

Preocupa en especial los niños y adolescentes que viajan solos puesto que en este periodo se contabilizaron 10 mil 47 detenciones más que el mismo periodo del año fiscal anterior — de octubre de 2020 a mayo de 2021—.

Las deportaciones registran un incremento vertiginoso.

Desde México, según el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), este año van 26 mil 844 retornos, tanto vía terrestre como por avión. El número es 28.16% mayor en comparación con los primeros seis meses de 2021.

Las cifras están en sintonía con las estadísticas del Gobierno mexicano que en cuatro meses de este año reportaba que había interceptado a 24 mil 431 guatemaltecos, con lo cual figuraba, junto con Honduras, como el país de origen de más migrantes interceptados, un incremento del 25% en relación con el mismo periodo del año pasado.

Desde EUA es de donde los retornos este año más han aumentado pues hasta el 13 de junio se registran 19 mil 254 deportaciones, cifra que ya supera a los 17 mil 806 retornos que hubo en la totalidad del año pasado.

Este incremento es de más de 700% en relación con los primeros seis meses del año pasado, cuando las deportaciones desde EUA sumaron dos mil 294.

La cifra de menores de edad que han sido devueltos al país también ha experimentado un aumento, al compararse el primer semestre de 2022 y del 2021. Desde México los números dicen que este año retornaron al país cuatro mil 495 niños, niñas y adolescentes, frente a tres mil 53 del año pasado.

Desde EE. UU. en los primeros seis meses de 2021, apenas se habían devuelto 30 menores, pero en este año ya van tres mil 748. En la cifra se incluyen menores que regresaron con sus familias como aquellos que viajaron no acompañados.

Migración aumentará

Para analistas consultados, la pandemia, los fenómenos climáticos y ahora el encarecimiento de los precios por el conflicto en el este de Europa ha profundizado la pobreza y la desigualdad lo que deriva en una mayor migración.

La Comisión Económica para América Latina (Cepal) expuso en un informe presentado recientemente que la pobreza extrema en Guatemala podría incrementarse 0.5 por ciento a causa del conflicto entre Rusia y Ucrania.

A la agudización del problema socioeconómico se suma el que siempre se ha creído, aunque no es cierto, que una administración demócrata es más tolerante con la migración irregular y que la economía estadounidense está bien y continúa necesitando mano de obra extranjera.

Marcel Arévalo, coordinador del programa Pobreza y Migración de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), expuso que el impacto más profundo se siente en las familias rurales que no tienen ni siquiera el atenuante de tener los servicios que presta el Estado, aunque sean deficientes, como salud, electricidad o transporte.

Agregó que la violencia ha recuperado su auge después del letargo en el que cayó por los encierros de la pandemia, lo cual también incide en el aumento de la migración.

“Lamentablemente todo apunta a que las soluciones tienen que ser de mediano y largo plazo”, dijo Arévalo. Las condiciones de las familias guatemaltecas han empeorado, lo que hará que crezca la migración y con ello el riesgo de sus derechos humano cuando vayan en tránsito, apuntó.

Problemas estructurales

Otto Rivera, secretario ejecutivo de la Coordinadora Institucional de Promoción por los Derechos de la Niñez (Ciprodeni), atribuyó el amento a que la pandemia causó la pérdida de miles de fuentes de empleo formal que afectó principalmente a las mujeres que son las jefas de hogar de miles de hogares guatemaltecos.

Según Ciprodeni, la pobreza es el factor número uno que origina la migración, seguido por la violencia, la ausencia de política sociales en salud, alimentación, educación y protección, así como el cambio climático y la necesidad de reunificación familiar.

Aunque se intentan hacer algunos esfuerzos “sigue siendo insuficiente”, señaló Rivera, para quien e necesitan acuerdos de todos los país es involucrados para abordar las causas estructurales de los flujos migratorios, sin perder de vista el respecto de los derechos humanos de la población en tránsito.

“La situación se va a poner peor, lamentablemente no vemos acciones gubernamentales tendientes a mitigar el impacto ni el origen de la migración y más bien la respuesta de los estados sigue siendo en la lógica de la seguridad nacional”, explicó.

Por es razón, espera que con el pacto migratorio firmado en Los Ángeles por fin se pase de las declaraciones a las acciones. “Ya basta de comunicados y de buenas intenciones, necesitamos acciones que transformen el presente”, refirió Rivera.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines