Actualidad

Los precios del maíz y del fríjol en Guatemala suben lo "normal" en enero

Los precios del maíz y del fríjol en Guatemala suben lo

Los precios del maíz y del fríjol en Guatemala suben lo "normal" en enero

Los precios del quintal de maíz y de fríjol subieron en Guatemala un 6.19 y un 3.72 por ciento en enero, en comparación con el mes anterior, un incremento que según dijo hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (mundialmente conocida como FAO) es "normal" para la época. El informe divulgado este martes señala que el aumento en el precio del maíz, que en diciembre se cotizó a 97 quetzales (13,2 dólares) y en enero a 103 quetzales (14 dólares), "manteniendo una tendencia hacia el alza" que es "normal" en esta época por la disminución de la oferta. Sin embargo, este precio se encuentra por debajo del promedio registrado en los últimos cinco años, 114 quetzales (15,55 dólares), aunque un 0,98 por ciento más alto que en enero de 2017, cuando estaba a 102 quetzales (13,91 dólares). "La variación de los precios en los últimos meses no ha sido significativa, esto debido a que las cosechas obtenidas en los últimos ciclos del cultivo han sido arriba de lo normal, a esto se agrega el ingreso de maíz procedente de México", añade el documento. Estas cifras sobre estos granos básicos, a juicio de la FAO, "favorecen a las familias que compran el grano para su alimentación", pero desincentiva a los productores por la baja rentabilidad que se genera con los precios actuales. Por su parte, el precio del quintal de fríjol registró un aumento del 3,72 por ciento respecto al precio del mes de diciembre, cotizándose entonces a 51,29 dólares y ahora a 390 quetzales (53,2 dólares). "El incremento del precio de este producto ha sido leve, considerando que actualmente ninguna de las regiones del país se encuentra cosechando este grano", pero la FAO advierte de la posibilidad de que esta tendencia al alza se mantenga los próximos meses. Se calcula que en Guatemala un 63 por ciento del empleo rural está vinculado al sector agropecuario y que la economía campesina aporta un 48 por ciento del valor de la producción del sector. Además, según la FAO, existen 718.585 unidades agrícolas familiares, lo que representa un 86,5 por ciento de las explotaciones agrícolas del país. De acuerdo con la Comisión Nacional de Agricultura Ecológica (CNAE), 1.299.377 familias rurales dependen de la actividad agropecuaria en Guatemala y estas utilizan 890.000 hectáreas para cultivos de maíz, fríjol y arroz, entre otros.

Lee también

Comentarios