Actualidad

Martinelli acepta la extradición a Panamá y desistirá de procesos en EEUU

Martinelli acepta la extradición a Panamá y desistirá de procesos en EEUU

Martinelli acepta la extradición a Panamá y desistirá de procesos en EEUU

El expresidente panameño Ricardo Martinelli, preso en EUA desde junio pasado, dijo hoy que acepta ser extraditado a Panamá por el caso de las escuchas ilegales, y que por ello desiste de los procesos ante la Justicia estadounidense con los que buscaba evitar la entrega a su país.

Así lo expresa el expresidente (2009-2014) en una carta manuscrita fechada este 24 de mayo y difundida por los medios locales, cuya autenticidad confirmó a Acan-Efe su defensor en Panamá, Sydney Sittón.

El letrado adelantó que este mismo jueves los defensores de Martinelli en Estados Unidos debe estar presentando "los desestimientos" tanto del hábeas corpus presentado contra la extradición a Panamá como del recurso contra la apelación que hizo la fiscalía a una fianza de excarcelación dictada a su favor.

Sittón señaló que una vez se desista de los recursos el Departamento de Justicia estadounidense informa "de una vez" al Departamento de Estado, que es el que debe decidir sobre la extradición, para lo cual tiene entre "30 y 60 días" según ha dicho la propia Fiscalía estadounidense, recordó el letrado panameño.

"Estoy renunciando apelar tanto la fianza como el hábeas corpus en el circuito de Atlanta y me estoy acogiendo a lo que dice el Tratado de Extradición de 1905, con su cláusula de especialidad. Está en manos del Departamento de Estado tomar la decisión", manifestó Martinelli en su nota manuscrita.

Sittón explicó que la regla de especialidad incluida en el Tratado de Extradición vigente entre Panamá y Estados Unidos establece que la persona sometida a la entrega solo puede ser juzgada por el caso por el que es solicitado.

La Corte Suprema de Justicia panameña requiere a Martinelli por un caso de escuchas ilegales a más de 150 personas durante su Administración, una de las cerca de 10 causas penales abiertas contra el expresidente por supuesta corrupción.

El exgobernante insiste en que esos casos no tienen sustento y forman parte de una supuesta persecución política por parte del actual jefe del Estado panameño, Juan Carlos Varela, quien fue vicepresidente de Martinelli gracias a una alianza electoral y que quien niega ese extremo.

"La misma carta especifica que él (Martinelli) no renuncia a la regla de especialidad", sostuvo Sittón en declaraciones a Acan-Efe, aunque no descartó que, en caso de que sea entregado a la Justicia panameña, se intente juzgar en Panamá al expresidente por otros casos.

El panameño "es un Estado salvaje. Desde 1903 la Justicia panameña, especialmente la Corte Suprema de Justicia, ha estado arrodillada al poder político y ese es un escenario que hay que contemplar: que independientemente que EE.UU. certifique que ellos lo entregan bajo la regla de especialidad, el Estado salvaje desconozca eso .. esos escenarios nosotros estamos prestos a enfrentarlos", afirmó el abogado.

Martinelli fue detenido el 12 de junio de 2017 en Coral Gables, la ciudad aledaña a Miami donde tiene su residencia, en razón de la solicitud de extradición de la Corte Suprema de Panamá por el caso de las escuchas ilegales, y desde entonces ha librado una batalla legal en los tribunales estadounidenses.


En marzo pasado el expresidente apeló el fallo de la jueza Marcia G. Cook, que en enero anterior avaló su extradición, corroborando así la decisión de agosto de 2017 del juez Edwin Torres a favor de entregarlo a la Justicia panameña.


La defensa de Martinelli también apeló después de que la libertad bajo fianza concedida en febrero pasado por Cook a Martinelli fuera suspendida tras ser recurrida por la Fiscalía estadounidense, que representa al Gobierno de Panamá en el proceso.

Lee también

Comentarios