Actualidad

Migrantes centroamericanos y simpatizantes convergen en frontera México-EUA

Migrantes centroamericanos y simpatizantes convergen en frontera México-EUA

Migrantes centroamericanos y simpatizantes convergen en frontera México-EUA

Cientos de migrantes centroamericanos se manifestaron hoy en la ciudad mexicana de Tijuana, respaldados por simpatizantes a uno y otro lado de la frontera con Estados Unidos, a donde buscan llegar huyendo de la violencia en sus países de origen. Dos contingentes se manifestaron en el área de Playas de Tijuana, donde el cerco fronterizo se interna en las aguas del Pacífico. Los grupos, separados por unos 30 metros, estuvieron integrados por unas 100 personas del lado estadounidense y por unas 500 en el mexicano, unidas todas a través de arengas y mensajes en cartulinas que apoyaban el paso de los migrantes. "No somos criminales, somos trabajadores internacionales. Por qué nos matan?, por qué nos asesinan? Si somos la esperanza. Alto a Donald Trump y su política asesina", coreaban. Algunos de los manifestantes treparon hasta la parte más alta de los postes de la valla, desde donde ondearon banderas de sus países de origen, principalmente Honduras, Guatemala y El Salvador. En el aire, dos grandes cometas se mantenían en vuelo con las leyendas "Refugees welcome here (Los refugiados son bienvenidos aquí)" y "Parques, no muros". A manera de protesta pacífica asistentes cantaron los himnos de sus respectivos países. Más temprano, el contingente de centroamericanos fue organizado en los albergues de la zona norte y centro de Tijuana, para su traslado hacia la manifestación binacional en la frontera. El contingente del lado mexicano estuvo acompañado por diferentes organizaciones civiles de ambos países, que trabajan con grupos de migrantes y activistas, y por miembros de la comunidad LGBT. Nicole Ramos, representante de la organización civil estadounidense "Al Otro Lado", informó que en los días previos ofrecieron asesorías a los migrantes para conocer su situación y orientar a aquellos que cuentan con la oportunidad de que su caso no sea rechazado por las autoridades migratorias de EE.UU. Explicó que las oficinas migratorias tienen capacidad para recibir a más de 300 personas, aunque oficiales estadounidenses y funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM) de México les dijeron que podrán entrar por turnos. Por su parte, Martha Cárdenas, activista de San Diego perteneciente a la organización "Del Lado del Amor", dijo que la caravana ha llamado la atención por ser mencionada por el presidente Donald Trump y ello "puede provocar que los resultados de este evento sean más observados y tengan mayor atención". La activista consideró que los migrantes saben que las acciones de diferentes organizaciones pueden influenciar las decisiones políticas de los diferentes países involucrados en el fenómeno. "Lo menos que podemos hacer para corresponder a su valentía de arriesgar sus vidas al caminar tantos kilómetros es estar aquí para mostrarles que no están solos. Reconocemos el esfuerzo que han hecho y reconocemos las condiciones de las que están escapando y vamos a apoyarlos para que logren recibir asilo político en el país que ha causado la situación de la que huyen", apuntó Cárdenas. Desde la ciudad de Chicago, un grupo de miembros de la Iglesia Metodista Unida de Illinois también se hizo presente en el acto de apoyo y encuentro con los migrantes. La pastora de la congregación, Emma Lozano, relató que su organización trabaja "con el apoyo de abogados y buscando también el apoyo de los políticos, cambiando leyes, retando la injusticia, y lo más que podemos hacer es orar y estar al lado acompañándolos en lo que sufren de esta injusticia". "Estamos aquí por aquellos que huyen de la violencia en sus países, pero también porque Estados Unidos, mi país, ha causado mucho daño en esos países de Latinoamérica", expresó. No está claro si los migrantes intentarán hoy mismo presentarse ante las autoridades migratorias en el puesto fronterizo de San Ysidro para hacer su solicitud de asilo, o si lo harán en masa o en pequeños grupos. El sábado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos avisó que los migrantes que esperan pedir asilo tendrán que esperar en México si se agotan sus recursos de atención en la garita San Ysidro. Solo tendrían que esperar en México aquellos que traten de ingresar sin la documentación apropiada y en caso de que ya estén llenas las instalaciones donde se retiene a los indocumentados, indicó la agencia. La caravana, que se inició con unos 1.500 migrantes, arrancó su viaje en Tapachula (estado de Chiapas) y apenas el jueves llegaron unos 130 a Tijuana. Unos 200 más se les unieron el viernes. El resto de la caravana se dispersó previamente de forma paulatina desde su llegada a Puebla y a la capital mexicano, en el centro del país. Los migrantes tienen como objetivo solicitar asilo humanitario en EE.UU. ante la violencia que existe en sus países de origen, principalmente por las pandillas.

Lee también

Comentarios