Actualidad

Mujeres buscan dejar su huella en la tecnología

Informática y tecnología para mujeres.  Un grupo de mujeres salvadoreñas que trabaja en Applaudo Studio, empresa dedicada al desarrollo de software, cuenta su experiencia en este mundo que tradicionalmente ha sido considerado

Informática y tecnología para mujeres. Un grupo de mujeres salvadoreñas que trabaja en Applaudo Studio, empresa dedicada al desarrollo de software, cuenta su experiencia en este mundo que tradicionalmente ha sido considerado "para hombres".

La creación de software para dispositivos electrónicos y las diferentes etapas de diseño y ejecución de procesos de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han sido tradicionalmente terreno masculino. En El Salvador, las mujeres poco a poco se abren espacio en este rubro.

La tendencia mundial aún muestra una baja participación femenina en las áreas de tecnología. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) reporta que en Estados Unidos el porcentaje de licenciadas en Ciencias de la Computación e Informática se redujo de 37 % en 1984 a 25 % en 2004.

Otro dato sobre la baja participación de las mujeres en los sectores de tecnología se encuentra en el "Informe de Diversidad" de Google del año pasado. Este documento sostiene que la participación de las mujeres que trabajan en áreas específicas de tecnología se reduce a 21.4 %, frente al 78.6 % que representan los hombres.

La carrera es cuesta arriba, según demuestran estas cifras. Pero en El Salvador, un grupo de mujeres que trabajan en Applaudo Studio, empresa dedicada al desarrollo de software, se convierte en el nuevo rostro femenino de un ámbito laboral que ha sido considerado para hombres.

Carolina Menéndez, QA analyst o analista de calidad, de Applaudo Studio, asegura que ella comenzó a incursionar en el tema de las tecnologías porque siempre le han gustado los videojuegos. Inició como programadora. Se graduó de Ingeniería en Ciencias de la Computación en una universidad de Santa Ana.

"Cuando estaba en la universidad pedí un trabajo en una fábrica, como digitadora. Ahí solo había hombres y alguien me dijo que al jefe de la empresa solo le gustaba contratar hombres porque las mujeres son muy sensibles. Pero yo me animé a ‘aplicar’ para el trabajo y me lo dieron a mí", comentó Menéndez.

Susana Espinoza, quien también es analista de calidad de Applaudo Studio, estudió Licenciatura en Ciencias de la Computación, y sostiene que se interesó por la computación desde que tenía 12 años. Dice que siempre le gustó escribir, pero le gustó aun más cuando pudo ver lo que escribía plasmado en la computadora.

"Yo creo que computación es la carrera perfecta porque todos los días van saliendo cosas nuevas. Y en el ámbito laboral siempre van a necesitar a alguien en computación", agregó Espinoza.

Asimismo, Paola Mancía, desarrolladora web de Applaudo Studio, narra que en ella se despertó el interés en las páginas web desde que estudiaba en el colegio.

"Sin embargo, no me decidí a estudiar eso (algo relacionado con la computación), porque un profesor me dijo que las ingenierías solo las estudian los hombres. Eso me desanimó bastante. Por eso opté por estudiar negocios, y me fui a Argentina y me gradué de la carrera de Comercio Internacional; y me especialicé en Economía y Finanzas", explicó Mancía.

En Applaudo trabajan cerca de 95 personas, de las cuales 15 son mujeres. A pesar de este dato, Menéndez considera que actualmente las oportunidades de trabajo se basan más en las capacidades y los logros que en el hecho de ser hombre o mujer, y que por eso es importante certificarse profesionalmente.

En esa misma línea, Espinoza opina que Applaudo es una empresa que le permite compartir todo sus conocimientos. "La gente de aquí siempre está con la disposición de enseñarte. La verdad es que no hay que temerle a esta carrera... es una carrera retadora que sí vale la pena estudiarla. Yo también me he hecho esa pregunta de por qué casi solo hombres estudian esta carrera (computación), y creo que es por temor (de las mujeres) de que sea difícil", concluyó.

Mancía sostiene que buscará seguir creciendo en el ámbito de las TIC. "En los próximos tres años me gustaría emprender y lanzar al mercado ideas de negocio propias. Y me gustaría ver mayor desarrollo de la industria tecnológica en El Salvador".

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines