Actualidad

Nicaragua exhibe éxito económico en medio de inestable equilibrio político

Nicaragua exhibe éxito económico en medio de inestable equilibrio político

Nicaragua exhibe éxito económico en medio de inestable equilibrio político

Las masivas protestas civiles tras una fallida reforma a la seguridad social evidencian la inestabilidad del equilibrio político en Nicaragua, que ha logrado consolidarse como la segunda economía más dinámica de Centroamérica por la pujanza de sectores como la agricultura y la alianza entre el Gobierno y la elite económica. Así lo afirmó a Acan-Efe el director del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Jonathan Menkos, al analizar las más recientes proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que ubican el crecimiento de Nicaragua en el 4,7 y 4,5 por ciento del producto interno bruto (PIB) para 2018 y 2019, respectivamente. "Las múltiples manifestaciones ciudadanas ante un intento gubernamental por hacer cambios regresivos en el sistema de previsión social, y la lamentable respuesta violenta del Estado nicaragüense, ponen en evidencia el inestable equilibrio político en el país", añadió Menkos. El Gobierno de Daniel Ortega, que acumula ya 11 años en el poder en medio de acusaciones opositoras de autoritarismo, derogó el domingo pasado una reforma a la seguridad social que subía las cotizaciones y bajaba las pensiones. Intentó así atajar una revuelta popular que inició hace una semana y que ha dejado al menos 27 muertos y cerca de 500 heridos, según cifras de organismo humanitarios, así como la destrucción de la propiedad pública y privada. Una multitudinaria manifestación pacífica el lunes exigió la salida del poder de Ortega y de su vicepresidente y esposa, Rosario Murillo, y ya sectores políticos opositores han planteado la vía de la renuncia de la pareja presidencial o la convocatoria de elecciones anticipadas como vía para ello. Murillo reiteró el mismo lunes el llamado al diálogo que ya había lanzado el sábado Ortega, señalando entonces a los empresarios como interlocutores con la mediación de la Iglesia, y dijo que la liberación de detenidos, sin dar una cifra, sentaba las bases para ello. Menkos recordó que las proyecciones del FMI ubican a Nicaragua como la segunda economía más dinámica de Centroamérica, solo superada por Panamá, lo que atribuyó al éxito del modelo económico nicaragüense derivado, entre otros, del "consenso del partido en el poder, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), con la elite económica nicaragüense". Esa alianza "ha terminado convenciendo a inversionistas de fuera y dentro de Centroamérica para anidar sus capitales" en Nicaragua, "minimizando los señalamientos de corrupción, opacidad, debilitamiento de las instituciones democráticas del país y la casi anulación de cualquier voz opositora a la oficial", indicó el economista. La pujanza de sectores relacionados con la agricultura y los servicios, y una constante búsqueda de nuevos mercados de exportación, también impulsan el alza del PIB nicaragüense, señaló el director del Icefi, un economista con máster en Gobierno y Políticas Públicas en América Latina por la Universidad Pompeu Fabra/IDEC de Barcelona. Por medio de la política fiscal, explicó el experto, Nicaragua ha impulsado además programas para la expansión de infraestructura pública y la lucha contra la pobreza, "que ha construido un piso de protección social mínimo para mitigar las presiones sociales". La economía nicaragüense ha crecido un promedio de 5,2 por ciento en el período 2010-2017, dijo el Banco Central de Nicaragua a inicios de este abril. El PIB se expandió un 4,9 por ciento en 2017, empujado por los los sectores pecuario, agricultura, pesca y acuicultura, hoteles y restaurantes, servicios de intermediación financiera, industria manufacturera y comercio, de acuerdo a la información oficial, que ubicó la inflación en 5,68 % el año pasado, y que el peso de la deuda llegó a 47 por ciento. El empleo informal en Nicaragua, con bajos salarios y sin acceso a la seguridad social, continúa por encima del 70 por ciento, de acuerdo con estudios de organismos de políticas públicas y de economistas independientes.

Lee también

Comentarios