Actualidad

Ortega puso condiciones al diálogo, denuncia rector de Universidad Nicaragua

Ortega puso condiciones al diálogo, denuncia rector de Universidad Nicaragua

Ortega puso condiciones al diálogo, denuncia rector de Universidad Nicaragua

El diálogo nacional convocado para mañana miércoles en Nicaragua con el objetivo de superar la crisis que ha cobrado entre 54 y 65 vidas fue condicionado por el Gobierno de Daniel Ortega, según una carta divulgada hoy por el rector de la Universidad Americana (UAM), Ernesto Medina.

Para participar en el diálogo, en el que intervendrán el Gobierno, el sector privado, la sociedad civil y los estudiantes universitarios, con la mediación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), Ortega puso como condición la exclusión de Medina, un crítico del Gobierno que goza de amplia popularidad en la juventud nicaragüense.

"En la última reunión entre el Gobierno y los obispos (para organizar los encuentros), en la que se trató el caso, el Gobierno manifestó que si se me incluía en la delegación, no habría diálogo", sostuvo Medina.

La denuncia del rector contrasta con las palabras emitidas por la vicepresidenta Rosario Murillo, el 10 de mayo, cuando dijo que "nuestro Gobierno (...) en todo momento ha mostrado su absoluta disposición y hemos estado al llamado de la Conferencia Episcopal, esperando que se inicie el diálogo".

El mismo Medina ya anunció la semana pasada su separación de la lista de participantes del diálogo. Sin embargo, todo permanece a nivel de rumores, ya que los nombres de los participantes no han sido anunciados.

El rector recordó que su interés primario es que "no se siga derramando más sangre inocente" y sostuvo que "la irresponsabilidad e insensibilidad del gobierno ha llevado la situación a un punto tal que la única salida posible, sin más derramamiento de sangre, es un diálogo honesto y sincero", que lleve a "una Nicaragua democrática".

Horas ante la líder campesina Francisca Ramírez había anunciado que también fue excluida de la mesa de diálogo, debido a "intereses de élites".

El diálogo nacional es la salida más viable identificada por la sociedad nicaragüense, para una solución a la crisis, que este martes cumple 28 días.

En la mesa del diálogo nacional participarán el Gobierno, los estudiantes y representantes de la sociedad civil y del sector privado, entre otros, el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la Cámara de Comercio Americana (Amcham) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

La Iglesia católica actuará en este diálogo como mediadora y testigo.

Lee también

Comentarios