Actualidad

Posible propuesta del Gobierno de reforma constitucional agita a Panamá

Posible propuesta del Gobierno de reforma constitucional agita a Panamá

Posible propuesta del Gobierno de reforma constitucional agita a Panamá

La posibilidad de que el Gobierno de Juan Carlos Varela retome este sábado su promesa de campaña de impulsar una reforma constitucional en Panamá mantiene expectante al país, donde analistas consultados por Acan-Efe tildaron esa eventual iniciativa de "extemporánea" y "ardid político". El avispero se agitó después de que Varela pidió el jueves a los panameños estar muy atentos "a los importantes mensajes para el país" que habrá este sábado, cuando el Tribunal Electoral convocará oficialmente los comicios generales de 2019. Medios locales ya dan por hecho que se trata de la retoma de la oferta electoral de Varela de impulsar una reforma constitucional, y hablan de que la vía sería la Asamblea Constituyente Paralela, prevista en el artículo 314 de la Constitución vigente desde 1972 y reformada ya en varias ocasiones, la última en el 2004. La Carta Magna panameña se puede modificar mediante una Asamblea Constituyente Paralela, un referendo popular, o porque las reformas las aprueben dos legislaturas parlamentarias distintas. En julio de 2016, en su informe de gestión ante el Parlamento, Varela anunció que retomaría su promesa electoral y que su Gobierno trabajaría durante los próximos meses "una hoja de ruta, de forma y de fondo, para hacer las reformas necesarias" a la Constitución, sin referirse al método para ello ni establecer plazos. No se habló más del tema. Este viernes el diario La Estrella de Panamá publicó que el ente rector de las elecciones anunciará mañana la introducción de una "quinta papeleta" en los comicios de mayo de 2019, para elegir a los miembros de la Asamblea Constituyente que se encargaría de una reforma a la Constitución que puede ser total o parcial, según dicta la ley. "Desde hace meses, el Ejecutivo tiene trabajando en los detalles de este tema al viceministro de la Presidencia, Salvador Sánchez. Se informó que se emitirá para tal fin un decreto de Gabinete", indicó el rotativo. El abogado constitucionalista Ernesto Cedeño no descartó esa posibilidad en declaraciones a Acan-Efe, aunque valoró que se trataría de una acción "extemporánea" que, además, tendría pocas posibilidades de éxito. Argumentó que en caso de que el Ejecutivo proponga la Asamblea Constituyente Paralela, esa iniciativa debe ser aprobada por la mayoría absoluta de la Asamblea Nacional (AN), de 71 escaños, algo que el abogado ve improbable actualmente cuando ya no existe el pacto de gobernabilidad que mantenía el oficialismo con la mayoritaria bancada de oposición. Cedeño además opinó que los recursos económicos deben ser dirigidos a los comicios generales de 2019, cuando los panameños acudirán a las urnas para elegir al presidente y vicepresidente del país; y los cargos principales y suplentes de la Asamblea Nacional, Parlamento Centroamericano (20), alcaldías (81), representantes de corregimiento (679) y concejales (9). El abogado constitucionalista y aspirante a candidato presidencial independiente Miguel Antonio Bernal, dijo conocer de "reuniones que no han sido públicas" entre altos funcionarios del Ejecutivo y magistrados del Tribunal Electoral, en las que, señaló, lo que se ha hablado es de "reformar el sistema de selección de los magistrados" del país. Pero en caso de que se trate de la Asamblea Constituyente Paralela, Bernal también entiende como un escollo insalvable el hecho de que su eventual convocatoria por parte del Ejecutivo debe ser ratificada por la mayoría absoluta, es decir, 36 de 71 votos, en un Parlamento que le ha dado la espalda a Varela. Además, dijo el experto constitucionalista a Acan-Efe, "los tiempos no le dan" al presidente para una Constituyente, pues "el artículo 314 establece unos plazos que desbordan el tiempo que Varela debe permanecer en el poder". El artículo 314 precisa que una vez acogida la propuesta, el Tribunal Electoral tendrá un plazo no menor de 3 meses y no mayor de 6 meses para hacer la convocatoria de la elección de los 60 constituyentes que integran la Asamblea, que funcionará de manera paralela al Parlamento. La Asamblea Constituyente Paralela tendrá un período no menor de seis meses ni mayor de nueve meses para entregar al Tribunal Electoral el nuevo texto constitucional, que será sometido a referendo en un período no menor de tres meses ni mayor de 6 meses. Para Bernal, todo este asunto es un "ardid político" del Ejecutivo, bajo presión ciudadana por los problemas de inseguridad, alto de la vida, deuda pública, entre otros que mencionó, que sabe "que hay un clamor que crece" en la sociedad que pide "una Constituyente pero no Paralela, sino como originaria". En enero de 2015, Varela dijo que las reformas constitucionales buscarían "revisar las bases legales de nuestra democracia para dejar a las futuras generaciones un sistema democrático consolidado", en un proceso que no debe convertirse en "una contienda electoral".

Lee también

Comentarios