Actualidad

Precio del café al alza tras heladas en Brasil

Los daños provocados por este fenómeno impactarán la cosecha de 2022. Los precios han registrado su mayor subida desde principios del 2014.

Alza. La semana pasada, el precio del café en Nueva York se disparó un 10 % en un día, la mayor subida en 7 años.

Alza. La semana pasada, el precio del café en Nueva York se disparó un 10 % en un día, la mayor subida en 7 años.

Las bajas temperaturas han golpeado la zona cafetera de Brasil, por lo que se prevé una afectación importante para la cosecha del año que viene. El lunes, el precio de este producto registró un alza de $18.80.

Ayer, el precio del Contrato "C" cerró en $200.45, sin embargo es $14.75 menor contra la jornada del lunes, cuando llegó a cotizarse hasta los $215.20. Esta es la mayor subida registrada por el aromático desde principios de 2014.

Brasil es el mayor productor y exportador mundial del grano. Se prevé que los daños provocados por las heladas impactarán principalmente la cosecha de 2022, ya que el problema se dio cuando prácticamente había concluido la recolección de la cosecha 2020-2021.

Durante la época de julio, las plantas de café florecen y se encuentran en un momento vulnerable, apuntó, por lo que este mes siempre conlleva mayores riesgos, pero "los peores temores del mercado se han convertido en realidad este año".

“Le digo a todos los productores, que vendan a futuro ya (...) esa venta nos va a servir para  prepararnos y que tengamos una mejor cosecha a la que hemos tenido”.

Ricardo Esmahan, director ejecutivo de ABECAFE.

Se estima que las heladas del pasado 20 de julio, pudieron haber causado daños "desde ligeros hasta severos" en entre un 8 % y un 11 % de los cultivos de café arábiga en Brasil. La variedad arábiga representa cerca del 82 % de las exportaciones brasileñas de café, mientras que las del grano de tipo robusta equivalen al 9 %.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos ya auguraba una importante subida en los precios debido a las malas cosechas y al aumento de la demanda, y apuntaban a la posibilidad de que impactara a los consumidores a escala internacional.

Según las autoridades estadounidenses, se espera que la demanda de grano supere a la producción por primera vez desde 2017, con un consumo de 165 millones de sacos de café en 2021, un millón y medio más que en el año anterior, y con una producción de 164.8 millones de sacos.

El aumento de la demanda se relaciona con el cambio de hábitos ocurrido durante la pandemia en muchos países occidentales, donde creció la compra en los hogares de máquinas de café ante el cierre de las cafeterías.

Brasil prevé recoger en 2021 una cosecha de 49 millones de sacos del grano, lo que supone una caída del 22.6 % frente al récord de 2020 (63 millones de sacos), pero, por el ciclo bianual, esperaba inicialmente para 2022 una cosecha superior a la de 2020, lo que ahora quedó en duda.

"No fue un proceso uniforme y hay lugares que quedaron bien preservados. Aún es temprano para saber cuál es la dimensión exacta del impacto y por eso los equipos técnicos del Gobierno están preparando un informe", afirmó la directora de la Asociación Brasileña de Cafés Especiales (BSCA), Vanusia Nogueira, en una nota enviada a la agencia Efe.

De acuerdo con Ricardo Esmahan, director ejecutivo de la Asociación Salvadoreña de Beneficiadores y Exportadores (ABECAFE), los productores salvadoreños podrían beneficiarse con el alza en los precios.

“Excelente que suba el precio pero nosotros tenemos las cosechas demasiado retraídas, nos podría ayudar pero no nos va a sacar de nada”.

José Amilcar Vega, Representante de ACAFESAL, Santa Ana.

"El productor salvadoreño se verá beneficiado al tener una producción mayor de café. Le digo a todos los productores, que vendan a futuro ya, es el mejor momento para hacerlo y esa venta a futuro nos va a servir para internamente prepararnos y que tengamos una mejor cosecha a la que hemos tenido los dos últimos años", dijo.

"El Salvador puede aprovechar el impacto en los precios, por medio del incremento de su producción. Entre más producción podamos tener, más impacto vamos a tener para aprovechar esas cosechas", explicó, considerando que el mayor impacto se dará en los próximos años.

Al 31 de junio, el Consejo Nacional del Café (CSC) registró 753,520 quintales de la cosecha 2020-2021, sin embargo por décadas la producción local se mantuvo entre 1 millón y 4 millones de quintales. La cosecha 1992-1993, ha sido la más alta en el país al sumar 4,306,200 quintales.

Para José Amílcar Vega, representante de la Asociación Cafetalera de El Salvador (ACAFESAL), Santa Ana, la baja producción no permitiría que los caficultores nacionales se vean tan beneficiados con el aumento internacional en los precios.

"Excelente que suba el precio pero nosotros tenemos las cosechas demasiado retraídas, nos podría ayudar pero no nos va a sacar de nada. El problema que tenemos es la baja producción", comentó.

Los caficultores nacionales se mantienen expectantes de la activación del fideicomiso de $640 millones contemplados en el Plan de Rescate a la Caficultura, con el que buscan salir de la crisis de deudas que les afecta y la renovación del parque cafetero, sin embargo, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) aún busca los fondos.

Fideicomiso

Los caficultores están  a la espera de la activación del  fideicomiso de $640 millones contemplados en el Plan de Rescate a la Caficultura, con el que buscan  salir de la crisis de deudas que les afecta y la renovación del parque cafetero, sin embargo, el MAG aún busca los fondos. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines