Actualidad

Presidente salvadoreño tendría el ejército más grande desde Acuerdos de Paz

Expertas en seguridad pública señalan que el anuncio de Bukele, de poner más militares en las calles tiene por objetivo REAL otorgarle control total a la FAES en la Seguridad Nacional, una estrategia que también intentó el expresidente Mauricio Funes.

A disposición.  Según estadísticas recientes de la FAES, hasta finales de 2020 habían 8,626 soldados en el Plan Control Territorial.

A disposición. Según estadísticas recientes de la FAES, hasta finales de 2020 habían 8,626 soldados en el Plan Control Territorial.

Expertas en seguridad pública señalan que el anuncio de Nayib Bukele de elevar los efectivos militares e incluirlos en el Plan Control Territorial (PCT) para "combatir las pandillas e incursionar en territorios dominados por grupos criminales", es el aviso de que existe una intención del gobierno de que las Fuerzas Armadas de El Salvador (FAES) asuman un rol definitivo en el control de la seguridad pública, lo cual es inconstitucional.

"(El discurso) nos anuncia que hay una intención del presidente de la República de que la Fuerza Armada asuma, quizá no un papel más protagónico, sino un cargo de control total de la seguridad. Se trata de un avance en el autoritarismo, la militarización de la seguridad pública, la violación a la Constitución y un posible camino a perpetuarse en el poder", señaló Zaira Navas, jefa jurídica de Estado de Derecho y Seguridad de Cristosal.

La tarde del lunes 19 de julio de 2021, el presidente Bukele anunció la Fase Cuatro del PCT en la que 1,000 soldados recién juramentados serán los que ingresarán a sectores dominados por pandillas.

Anuncio. El pasado lunes 19 de julio, el presidente Nayib Bukele juramentó a 1,000 nuevos elementos de la FAES y los destinó a la cuarta fase del Plan Control Territorial.

Bukele hizo el anuncio casi copiando un discurso pronunciado años atrás por el expresidente Mauricio Funes, quien el jueves 5 de noviembre de 2009 aseguró que "la presencia disuasiva de elementos combinados de la PNC y del Ejército podría contribuir a reducir los niveles de criminalidad en los municipios más afectados por la violencia y la delincuencia".

“Recordemos que la institución auxiliar para la investigación del delito constitucionalmente, y de toda la seguridad pública es la PNC, no 
la Fuerza Armada”.


Zaira Navas, jefa jurídica de Estado de Derecho y Seguridad Cristosal.

Para ese entonces, Funes ya le había otorgado un rol protagónico a las FAES en cuanto a seguridad pública, la misma que los Acuerdos de Paz de 1992 le quitaron.

Navas hace una advertencia sobre la utilización de la Fuerza Armada para temas de seguridad e indica que fue la que estuvo a cargo en los años previos a la guerra, la que condujo al autoritarismo, los golpes de Estado y la que implementó un enfoque de seguridad liderado por militares que, finalmente, condujeron a la guerra en El Salvador.

Jannette Aguilar, especialista en temas de seguridad, refuerza la postura de Navas y dijo que el anuncio de Bukele no busca contrarrestar la violencia e inseguridad, sino justificar una mayor militarización del país. "Es un recurso que el gobierno necesita para echar adelante su proyecto político, cuando crezca el descontento y la oposición", expuso.

Ambas coinciden en que la utilización de elementos de la Fuerza Armada en tareas de seguridad pública, que corresponden a la Policía Nacional Civil (PNC), es una estrategia que viola la Constitución de la República, la cual establece una separación de los roles y resulta más grave si esta es promovida desde la presidencia.

¿MÁS PRESUPUESTO?

El lunes el presidente Bukele también se dirigió al actual ministro de Defensa, el contralmirante René Merino Monroy, y le pidió que "en los próximos cinco años" duplique la cantidad de efectivos militares. Dijo que pasarían de 20,000 a 40,000.

Esta petición, según las expertas, tiene varios trasfondos. El primero es que el Ejecutivo plantea una continuidad en su plan de al menos cinco años, cuando a la actual gestión le quedan solo tres. El segundo es que la cifra de elementos militares no es de 20,000, como dijo Bukele, sino que ya supera esa cantidad.

“El aumento del Ejército es  un recurso que el gobierno necesita para echar adelante su proyecto político, cuando crezca el descontento y la oposición”.

Jeannette Aguilar, analista de seguridad pública.

El último registro oficial que brindó la FAES fue en 2014 y establecía la existencia de 25,000 elementos activos. En este 2021 Jeannette Aguilar dice que pidió un dato actual a la institución castrense para un estudio que realiza, pero el dato se declaró "en reserva", por lo que es difícil establecer cuál es el número real de militares con los que dispone el gobierno.

El incremento de efectivo solicitado representaría además el número más alto de militares en servicio después de los Acuerdos de Paz y representaría también una importante erogación de fondos. De hecho, al Ministerio de Defensa ya se le aumentó el presupuesto durante la actual gestión presidencial y sigue recibiendo fondos a través del financiamiento al Plan Control Territorial.

LA PRENSA GRÁFICA publicó la semana pasada que una de las partidas presupuestarias con mayor ejecución es la de Defensa, que hasta mayo había gastado $13.08 millones extra de lo presupuestado. Al observar el gasto, la mayor parte se concentra en la adquisición de bienes y servicios.

LOS 12 MUNICIPIOS 

Bukele dio la señal para poner en marcha el PCT en 12 de los 262 municipios a nivel nacional: San Salvador, Mejicanos, Apopa, Soyapango, Ilopango, San Martín, Santa Tecla, Colón, San Marcos, Ciudad Delgado, San Miguel y Santa Ana. La orden fue indicada a la medianoche del jueves 20 de junio de 2019 y pretendía la recuperación de territorios controlados por las maras y pandillas.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines