Actualidad

Producción de hortalizas es la más afectada por las lluvias en El Salvador

El impacto del clima podría generar problemas de seguridad alimentaria. Producción de caña de azúcar y granos básicos no ha registrado daños de gran magnitud.

Daños. El exceso de agua ha anegado los campos y puede provocar una hongos, además de reducir la vida de los vegetales.

Los sectores agrícolas reportan daños en cultivos por el exceso de lluvia provocado por la depresión tropical Amanda, que ha llevado al Gobierno a decretar alerta roja a nivel nacional, con más de 24 mil familias afectadas, de acuerdo al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

La producción de hortalizas es quizás el rubro más afectado, puesto que el exceso de agua, ha anegado los campos y puede provocar una hongos, además de reducir la vida de los vegetales.

De acuerdo a Héctor Berríos, presidente de la Federación de Productores de Hortalizas y Frutas, si los agricultores toman medidas rápidas como la aplicación fungicidas, se puede minimizar la pérdida.

Sin embargo, son pocos los que por el momento tienen capacidad financiera para adquirir los insumos.

Berríos explicó que las plantaciones llevan un 30 % de avance. En esta época se siembra tomate, chile, pepino, güisquil, ayote, pipián, espinaca, mora y cilantro. El sector necesita capital fresco, no solo para comprar insumos, sino para construir casas mallas o invernaderos y hacer más resistentes los cultivos o incluso, para reparar las estructuras que algunos ya tienen y han sido dañadas por el viento y la lluvia.

No obstante, la banca estatal ha dejado de lado al sector. La Asamblea Legislativa aprobó una "Ley especial transitoria de apoyo al sector agropecuario para la seguridad alimentaria" que manda a abrir líneas de créditos con tasas blandas para productores. Esto fue vetado por el presidente de la República, Nayib Bukele y, aunque los diputados superaron el veto, la ley no se está aplicando.

Los bancos estatales afirman que la medida no es viable pues implicaría un riesgo financiero muy alto. Sobre esto Berríos señala que más que cuidar la rentabilidad, como lo haría una empresa privada, el criterio debe ser la sostenibilidad del agro, al menos en el caso del Banco de Fomento Agropecuario (BFA).

Fuerte golpe

Amanda se suma a una serie de problemas provocados por el covid-19 y las restricciones de movilidad impuestas por las autoridades.

Según Berríos se están dando problemas para abastecer los mercados municipales, puesto que se restringen los días en los que pueden llegar.

El agricultor tiene que esperar varios días para llevar el producto y a veces se pudre y cuando las hortalizas se han mojado, la vida se acorta aun más y conlleva a un encarecimiento de los precios.

Berríos advirtió que se puede generar un problema de seguridad alimentaria, y que así como se buscan soluciones para facilitar la importación de alimentos, se debería de apoyar a los locales.

En el caso de los granos básicos, Luis Treminio, presidente de la Asociación Cámara de Medianos y Pequeños Productores Agropecuarios (Campo), explicó que se recomendó esperar a la primera semana de junio para sembrar.

El maíz, que se siembra en esta época, no ha registrado pérdidas de gran magnitud, con excepción de productores de la zona de El Paisnal, al norte de San Salvador, que siembran para vender el elote y no el grano.

El agua de hecho podría beneficiar puesto que algunos terrenos en los que se va a sembrar maíz, estaban muy secos. El frijol se siembra hasta la postrera, por lo que tampoco hay daños.

Por otra parte, Óscar Orellana, presidente de la Asociación de Productores de Caña de El Salvador (Procaña), informó que se han dado inundaciones en cañales en las zonas costeras, en las cercanías del río Jiboa, San Marcos Lempa, Ahuachapán y Sonsonate, no obstante, sí el agua se evacúa, el daño no será permanente.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines