Actualidad

Prohíben salir de Panamá a Ricardo Martinelli y Juan Carlos Varela

A los expresidentes Ricardo Martinelli y Juan Carlos Varela se les prohibió el jueves salir de Panamá como parte de las medidas cautelares impuestas por las fiscalías en investigaciones distintas por supuesto blanqueo de capitales y corrupción.

ARCHIVO - En esta foto del 9 de agosto de 2019, el expresidente panameño Ricardo Martinelli habla a reporteros cerca de su casa en Panamá. (AP Foto/Eric Batista, Archivo)

Ambos exgobernantes fueron citados a rendir declaración el mismo día y a la misma hora: Martinelli lo hizo en la fiscalía contra el crimen organizado y Varela en la fiscalía anticorrupción. Tras las indagatorias a los dos se les decretaron medidas cautelares similares.

En el caso de Martinelli, el Ministerio Público dijo en un breve comunicado que se le ordenó un “reporte los (días) 15 de cada mes e impedimento de salida del país por blanqueo de capitales”. Sobre Varela dijo que se le impuso “impedimento de salida del país y reporte los 30 de cada mes”.

Martinelli es un magnate de los supermercados que gobernó entre 2009 y 2014 y no es la primera vez que se enfrenta a los tribunales tras dejar el poder; en 2019 fue absuelto de una acusación por espionaje político. Ahora se le investiga por presunto desvío de dinero público para la compra de una editorial. Esta es la primera vez que es llamado a comparecer en dicha pesquisa.

Al salir de la fiscalía, Martinelli confirmó a periodistas las medidas cautelares que se le habían impuesto y expresó su desacuerdo y enojo con la investigación. Dijo que se trata de una persecución política que “no tiene cuándo terminar”.

“Es un caso donde nunca me habían mencionado; no tiene ningún fundamento, ninguna razón. Me quieren involucrar porque me quieren anular. Este país no funciona porque la ley no funciona”, sostuvo el exgobernante.

Por su parte, Varela (2014-2019) fue llamado a declarar —en otra investigación— en la fiscalía anticorrupción por un caso vinculado a una donación de fondos para su campaña electoral de 2009 por parte de la constructora brasileña Odebrecht, envuelta en un escándalo de sobornos en varios países de Latinoamérica.

La donación fue hecha al partido político de Varela para la campaña electoral cuando ganó la vicepresidencia, precisamente como parte de la fórmula que llevó a Martinelli al poder.

Martinelli y Varela se distanciaron y se convirtieron en abiertos opositores políticos.

Sobre las medidas cautelares impuestas por la fiscalía, Varela dijo a periodistas al salir de la indagatoria que “como hombre de leyes me toca aceptarla, acatarla, porque son las autoridades del país que están llevando adelante no sólo ésta, sino muchas otras investigaciones”. Antes, al ingresar, el expresidente dijo que “he venido a cumplir con la citación del Ministerio Público, a responder cualquier pregunta”.

Más temprano, cuando llegaba a la fiscalía, Martinelli dijo que desconfiaba de la justicia: “Yo soy el empresario más grande de este país, el que paga más impuestos y el que más gente emplea. Si a mí me hacen esto, violan la Constitución, violan los tratados, qué no le harán al resto de los inversionistas”. 

El exgobernante insistió en que está amparado por el principio de especialidad sobre extradición que consta en tratados entre Panamá y Estados Unidos. Martinelli fue extraditado por el gobierno estadounidense en junio de 2018 a pedido de Panamá para que enfrentara un juicio por presunto espionaje político. Sus abogados argumentan que el exmandatario no puede ser procesado por otra causa a menos que exista una excepción de parte de Washington.

Sin embargo, funcionarios estadounidenses han dicho en varias ocasiones que Panamá es libre de procesar a Martinelli sin necesidad de obtener una excepción al principio de especialidad vigente entre ambos países desde 1904.

Por su parte, la cancillería panameña dijo en un comunicado divulgado esta semana que en ningún momento ha emitido opinión sobre si el principio de especialidad se encuentra vigente o no en el caso de Martinelli, y que ello corresponde a las autoridades judiciales panameñas.

Martinelli estuvo detenido durante un año en Estados Unidos luego de que la cancillería panameña lo reclamara para procesarlo por presunto espionaje. El juicio concluyó con un veredicto a favor del exmandatario, quien recobró la libertad hace un año.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines