Actualidad

Reforma tributaria dejará "sin liquidez" a empresas turísticas de Nicaragua

Reforma tributaria dejará

Reforma tributaria dejará "sin liquidez" a empresas turísticas de Nicaragua

 Las reformas a la Ley de Concertación Tributaria dejará "sin liquidez" a las empresas turísticas de Nicaragua, en medio de la crisis sociopolítica que vive el país, afirmó este jueves la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

"Creemos que esas reformas implican descapitalización de las finanzas de las empresas, por el aumento del pago de impuestos, las empresas van a quedar sin liquidez, sin flujo para operar, ha habido caída de consumo interno importantísimas", dijo la presidenta de Canatur, Lucy Valenti, a periodistas.

El Gobierno ha propuesto elevar el Impuesto sobre la Renta, el Impuesto Selectivo al Consumo, así como las rentas de actividad económica, de capital y ganancias.

Con ello el Gobierno busca recaudar 10.168 millones de córdobas (313,3 millones de dólares), el equivalente al 2,3 por ciento del PIB, en un intento por paliar la abrupta caída de la economía, en un 4 por ciento, a raíz de la crisis sociopolítica que vive el país.

La propuesta ha sido rechazada por casi todos los sectores de la sociedad nicaragüense, que han advertido que la misma no resuelve el problema de fondo, como es la crisis sociopolítica.

"Eso va a reducir ventas en nuestros sectores, y en todas las actividades económicas, además hay falta de crédito y de inversiones, que para nuestra industria es clave", agregó Valenti.

A eso se le agrega las ya vigentes reformas en la seguridad social, que elevan las tasas de cotización para empleadores y trabajadores, y bajan el monto de las pensiones.

La empresaria resaltó que, así como se incrementarán los pagos al Gobierno, se elevará el desempleo, la informalidad y el costo de la vida, a la vez que se reducirá la competitividad de las empresas turísticas, ya que los paseos son los primeros gastos que cortan las familias durante una crisis.

Al igual que el director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), Juan Sebastián Chamorro, Valenti señaló al Gobierno de intentar negociar las reformas tributarias con los empresarios para desviar la atención del problema de fondo, que es la crisis sociopolítica.

"No vamos a caer en la trampa de querer desviar la atención de la profunda crisis política que vive el país pretendiendo que el sector empresarial se siente a negociar medidas económicas", remarcó, y agregó que la única salida es reactivar el diálogo nacional, abandonado por Ortega en julio pasado.

El sector turístico de Nicaragua necesita unos 460 millones de dólares y entre 4 a 6 años, para recuperarse, siempre que en el país haya un "el clima de seguridad, más gobernanza, menos opresión, más consenso, cero imposición, y respeto", según Canatur.

Nicaragua, que hasta abril pasado era considerado uno de los países más seguros de Latinoamérica, esperaba que su economía creciera entre un 4,5 y un 5 por ciento en 2018, sin embargo, se contrajo un 4 por ciento, como resultado de la crisis.

La crisis de Nicaragua ha dejado 325 muertos desde abril, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo sólo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

Organismos humanitarios cuentan además 767 manifestantes capturados, a quienes llaman "presos políticos, mientras que Ortega reconoce 340 reos, a los que llama "terroristas", "golpistas" y "delincuentes comunes".

La CIDH ha señalado al Gobierno de Ortega de practicar crímenes "de lesa humanidad", y la Organización de Estados Americanos (OEA) ya inició el proceso de aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua, por rompimiento del orden constitucional. 

Lee también

Comentarios