Actualidad

Repartidores surten droga a domicilio en la cuarentena en El Salvador: ONU

Investigaciones de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen para América Central y el Caribe revela que los narcotraficantes salvadoreños se han adaptado al impacto de la pandemia de la covid-19: entregas a domicilio y uso de mensajería para pedidos.

Estrategia. Los narcomenudistas han realizado alianzas con repartidores y personas que están habilitadas para salir de casa durante la cuarentena para continuar suministrando droga a los salvadoreños, según estudio de la ONU.

Repartidores de comida o de servicios, transportistas de carácter privado y personas que estuvieron habilitadas para circular durante la cuarentena domiciliaria obligatoria impuesta por el Gobierno salvadoreño para prevenir el contagio de la covid-19, fueron quienes se encargaron de llevar droga a casa de los consumidores.

Ese es uno de los principales hallazgos que consigna la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen para América Central y el Caribe (UNODC, por sus siglas en inglés), en un reciente estudio sobre el impacto de la pandemia en las estructuras del crimen organizado en El Salvador.

Juan Ricardo Gómez Hecht, experto de la UNODC, con sede en Panamá, le dijo a este periódico que la cuarentena decretada por el gobierno "generó ocio y aburrimiento en los consumidores con poder adquisitivo", circunstancias que, según la investigación del organismo, aumentaron la demanda de los consumidores.

"Esta demanda es atendida por colaboradores de las organizaciones criminales que están autorizados para circular, prestando servicios de transporte privado, entrega de comida a domicilio o a la prestación de otros servicios, transportando droga hasta la comodidad de las casas de los consumidores", dijo Gómez Hecht.

Uno de los casos que coincide con los hallazgos de la UNODC ocurrió en el oriente de El Salvador la semana pasada: cinco miembros de una supuesta red de distribuidores de droga fueron enviados a prisión provisional por el Juzgado de Paz de Moncagua, San Miguel, por tener indicios del delito.

En resumen, la Fiscalía General de la República (FGR) certificó que el grupo participaría en una entrega de marihuana en una gasolinera del sector y que uno de los involucrados portaba una carta de una institución de gobierno que le habilitaba la libre circulación durante la cuarentena por el impacto de la covid-19.

El informe de la UNODC da cuenta que la estrategia de burlar los controles vehiculares por medio de la colaboración de repartidores a domicilio o de personas a quienes se les permitió circular, está motivado por la pérdida de ingresos que sufrieron las organizaciones criminales debido al cierre de "bares, prostíbulos, moteles, transporte público y otros negocios en los que la delincuencia organizada se encuentra involucrada".

Gómez Hecht también le contó a este periódico, por medio de un correo electrónico, que los narcotraficantes salvadoreños han mejorado la forma de compraventa del producto, pues han desarrollado una mayor dependencia hacia las transacciones electrónicas que a las de efectivo.

Sobre el narcomenudeo interno, el experto de la UNODC revela que últimamente han detectado que en El Salvador circulan dos tipos de marihuana: una de calidad inferior, conocida en el bajo mundo como la "regu", que se comercializa en los mercados "menos acomodados"; y otra de calidad superior, cuyo valor es estimado por Naciones Unidas en $10 por los 1.5 grmos. Esa se vende en "los mercados más influyentes".

Sin embargo, la UNODC también cuenta con evidencia de que Guatemala está "sembrando y produciendo" cocaína de "una calidad inferior a la producida en Suramérica". Esa coca, según Gómez Hecht, esta siendo trasladada, en parte, hacia el mercado interno salvadoreño.

La mutación del narco

Los narcotransportistas salvadoreños se han visto muy afectados por el cierre del aeropuerto y los controles impuestos en las fronteras terrestres para evitar el contagio del nuevo coronavirus. En ese marco, la Organización de las Naciones Unidas considera que los narcotricantes están apostando aún más por el uso de la vía marítima para llevar sus cargamentos de cocaína hacia Norteamérica.

Además, la UNODC ha detectado que existe un aumento del precio de la droga que circula por la región, especialmente por El Salvador, debido a la escasez del producto por los controles sanitarios impuestos en todo el mundo.


La Nueva normalidad de los narcos en el Salvador

Hallazgos del estudio realizado por la UNODC, en abril pasado, sobre el impacto de la covid-19 en las organizaciones criminales en  El Salvador.

1- Operaciones
La pandemia del covid-19 está impactando la sociedad y economía salvadoreña. También influirá y dará nueva forma al crimen organizado y mercados ilícitos. La respuesta institucional a la pandemia y la consecuente remodelación de las normas socioeconómicas en todo el mundo, afectará la forma en que operan la redes criminales.

2- Adaptación
Las medidas de distanciamiento social, las imposiciones del régimen de excepción, cierre de fronteras, puertos y aeropuertos por la covid-19 ha provocado reducción de delitos.   Sin embargo, las organizaciones criminales van a adaptarse rápidamente  para sacar provecho de las circunstancias o diversificando sus actividades .

3- Nuevos métodos de extorsión
La UNODC ha investigado que las pandillas están cambiando su métodos de extorsión. Las pandillas están buscando nuevas formas de cobrar lo que exigen a sus víctimas. Además, pretenden congraciarse con sus comunidades con la entrega de víveres.

4- Tráfico  imparable
El mayor control impuesto en las fronteras terrestres y pasos no autorizados, ha dificultado el tráfico de drogas en El Salvador, pero no ha parado. Ha disminuido la incautación de cocaína y marihuana. Pero ha continuado el suministro de esas drogas bajo el formato a domicilio.

5- A domicilio
El informe de la UNODC da cuenta que durante la cuarentena por la pandemia ha habido un suministro de drogas a domicilio en El Salvador.  Esta modalidad está apuntalada por la alianza entre narcotraficantes y repartidores de comida o personas habilitadas para salir de casa.

6- Más consumo de drogas sintéticas
Según la UNO DC, las autoridades reportan más decomisos de drogas sintéticas en El Salvador. Eso señala un desarrollo del marcado interno de ese tipo de drogas. Se perfila como la principal amenaza en el tráfico de droga en el país.

7- Menos ingresos
Las organizaciones criminales están sufriendo pérdidas de ingresos por cierre de bares, prostíbulos, moteles, transporte público y otros negocios en los que la delincuencia organizada se encuentra involucrada en EL Salvador.

8- Menos efectivo
La cuarentena ha obligado a los narcomenudistas a utilizar más las transacciones electrónicas de dinero  para realizar sus actividades de compraventa de droga. Ese ha sido la estrategia, de acuerdo con las Naciones Unidas, ideada por los organizaciones criminales de El Salvador.

9- Mensajería
Las organizaciones criminales dedicadas a traficar droga en El Salvador han mutado hacia el uso de mensajería instantánea para poder sortear las restricciones impuestas por la covid-19. La estrategia, según la UNODC, está acompañada de entregas de droga a domicilio.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines