Actualidad

Servicios tecnológicos, clave de la Ocde para ampliar la exportación

El plan de Desarrollo contempla destinar 1,5 por ciento del producto interno bruto (PIB) para innovación en 2022.  Foto: Archivo particular

El plan de Desarrollo contempla destinar 1,5 por ciento del producto interno bruto (PIB) para innovación en 2022. Foto: Archivo particular

La organización recomienda invertir más en innovación y aliar ‘start-ups’ con grandes industrias.

Exportar servicios tecnológicos puede ser la clave para diversificar las ventas de Colombia al exterior, tan concentradas en materias primas y, particularmente, petróleo. Esa es una de las recomendaciones hechas este martes por la Ocde al país, al presentar su ‘Revisión de la política de transformación productiva de Colombia’.

Así mismo, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde) plantea más inversión en ciencia, innovación y tecnología, y una alianza de start-ups con grandes empresas industriales y centros de investigación.

Para ampliar la inversión en innovación, ya el proyecto de Plan de Desarrollo plantea la meta de duplicarla, a fin de llegar al 1,5 por ciento del producto interno bruto (PIB)en 2022, explica Rafael Puyana, subdirector general sectorial del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

La Ocde reconoce como un avance el hecho de destinar el 10 por ciento de las regalías a ciencia, tecnología e innovación. Puyana explica que, dependiendo del precio del petróleo, la inversión podría ser de entre 700 mil millones de pesos y un billón de pesos.

Sin embargo, la Ocde subraya que esos recursos de regalías van a iniciativas regionales. Ante ese hecho, sugiere crear un fondo parafiscal para retos de innovación de alcance nacional. Sugiere consolidar una gran base económica que recoja todos los fondos destinados a asuntos de emprendimiento e innovación, como las convocatorias para innovación de Innpulsa, Mintic y el Sena.

La organización llama a Colombia a trabajar en los servicios como mecanismo para diversificar las exportaciones y no depender solo de recursos como petróleo y carbón. Por esta razón, Rafael Puyana asegura que es importante pensar en la tecnología y en las tendencias de este sector durante los próximos diez años.

Formar talento

Aplicaciones, software e ingeniería son algunos fuertes a los que se podría apuntar para variar lo que se vende a otros países, con lo cual será importante “asignar un financiamiento para adaptación de tecnologías que puedan llevarse a las Mipymes”, según Puyana, quien además menciona como uno de los objetivos “formar talento y capital humano en materia técnica y tecnológica”.

Pero las empresas no se ven solo como un instrumento para potenciar la productividad, son un factor fundamental. La Ocde menciona que Colombia debe trabajar para que las start-ups se vinculen con grandes empresas y centros de investigación.

En este sentido, el funcionario del DNP destaca que dentro del Plan Nacional de Desarrollo se incluyó un ‘Pacto por la ciencia, la tecnología y la innovación’ en el que se buscará trabajar con universidades, sistemas regionales de innovación y el sector privado para realizar dicha integración.

Precisamente, el sector privado “tiene un rol fundamental” en este proceso, según Puyana, quien destaca que para atraer estas industrias existen beneficios tributarios en los casos en que una empresa pueda obtener un cupo de deducción si invierte en innovación, ciencia o tecnología.

La Ocde destacó también la facilidad con la que se puede crear empresa en Colombia, y precisamente recomienda que se sigan fortaleciendo las políticas al respecto, además de desarrollar mecanismos que las vinculen a los ecosistemas locales, continuando con la simplificación en el marco legal para hacer negocios. 

Otros logros que se resaltan son la ubicación del país como la cuarta economía más grande de América Latina y haber tenido grandes avances en las últimas dos décadas, como el PIB per cápita, que se duplicó entre 2000 y 2017, y el crecimiento de la economía a un promedio anual del 4,3 por ciento, la segunda tasa de crecimiento más alta en Latinoamérica.

Pero no obstante esto, los problemas más grandes en los que hay que trabajar radican en que “la productividad no ha aumentado lo suficiente para llevar a Colombia a la par con las economías más avanzadas”.

La Ocde propone tres estrategias para acelerar la transformación productiva del país:

1. Actualizar la estructura de planificación

Para este caso, se recomienda que en Colombia se trabaje en torno a un gobierno inclusivo en el que no se traten simplemente políticas específicas relacionadas con ministerios particulares, sino que existan documentos de planificación frente a los desafíos nacionales. Además, se alienta a que se cree el ministerio de ciencia, tecnología e innovación porque “podría facilitar una mejor articulación entre el comercio, la competitividad, la digitalización y la agenda de innovación”.

2. Potenciar la competitividad

La Ocde recomienda además que para hacer una estrategia nacional para el desarrollo industrial y la producción, se maneje mejor la prioridad que se le da a cada cosa, detallando que el país podría darles más importancia a temas como la movilidad, economía verde y los desafíos de la industria 4.0.

3. Explotar más el comercio y la inversión

En este caso, la organización insta a que se trabaje en la modernización de infraestructura para que las empresas nacionales puedan operar en el contexto de la ‘cuarta revolución industrial’. Además se invita a apoyar la digitalización, buscando que se innove en otras industrias.

“Aún queda mucho por hacer para beneficiarse del comercio y la inversión”, dice el informe, y agrega que falta trabajo en aprovechar los acuerdos de libre comercio vigentes en materia de cooperación técnica y tecnológica.

Lee también

Comentarios