Loading...
Actualidad

Tacos y burritos, otras víctimas de la guerra en Europa

El maíz y trigo, principales granos que se consumen en México, han encarecido las tortillas y expertos prevén que sigan subiendo
 

Foto: iStock

Consideradas el principal alimento de los mexicanos, las tortillas sufren la mayor carestía en más de una década, cuya alza de precios amenaza con extenderse por el conflicto en Europa.

“Para nosotros, si estamos bien en la economía, se tiene que reflejar en el precio de la tortilla y en el salario mínimo”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en julio de 2021.

“Hay muchas formas de tener control... abrir la importación para que haya más competencia y tener más maíz”, agregó.

Sin embargo, no ha logrado “darle vuelta a la tortilla” y las elaboradas con maíz suman nueve meses subiendo a tasas de doble dígito. El Inegi reportó que las tortillas de maíz se encarecieron 18.2% en la primera mitad de febrero de este año frente a la misma quincena de 2021.

Se trata de la mayor carestía en una década, desde inicios de febrero de 2012.

Con casi 100 mil tortillerías en el país, el alimento ha subido más del doble que la inflación, cuya tasa fue de 7.2% en las primeras dos semanas de febrero.

La Profeco calcula que el consumo de tortillas por habitante en México ronda los 75 kilogramos (kg) al año, pues se ingieren de siete a 10 tortillas diarias, es decir, más de siete veces que en Estados Unidos, donde la cifra llega a 10 kg anuales.

Hace un año comenzó la escalada del precio de las tortillas por afectaciones climáticas, cotizaciones internacionales y fertilizantes más costosos.

En 2021, México sufrió una de sus peores sequías en décadas y la Conagua estimó que el estrés hídrico creció en 31 de las 32 entidades. Esto impactó a productores de maíz, pues dependen del agua y son susceptibles al clima, explicó Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

Las de harina no se quedan atrás

Las tortillas de harina de trigo se unieron a la escalada de precios y suman cuatro meses con alzas a doble dígito; subieron 14% en la primera quincena de febrero, la mayor alza en 13 años, desde fines de 2008, reporta el Inegi. Las alzas se ligan al costo de granos en los mercados internacionales ante el conflicto, pues a escala mundial Ucrania y Rusia son el cuarto y quinto productores de maíz, informó Juan Carlos Anaya, director de GCMA.

En el caso del trigo, Rusia es líder mundial y Ucrania el cuarto mayor exportador global.

Los contratos de maíz para entrega en mayo se llegaron a negociar ayer en 7.48 dólares por bushel en la Bolsa Mercantil de Chicago, su precio más alto desde diciembre de 2012 y suman un aumento de 26% en el año.

Los futuros de trigo se comercializaron por momentos en 10.59 dólares por bushel, su mayor nivel desde marzo de 2008 y han subido 37% en el año, muestra el portal Investing.

En 2021, México importó 32 mil toneladas de trigo de Rusia y 192 mil de Ucrania, pero no compra maíz a estas dos naciones.

Sin embargo, Ucrania no ha podido embarcar maíz y, por el conflicto, la posibilidad de que pueda continuar sembrando el grano se ve difícil, por lo que “el mercado se pone nervioso, lo que repercute en la subida de precios en contratos negociados en Chicago”, expuso Anaya.

“Problemas de abasto de maíz no habrá, el problema será el precio. Hay maíz en Estados Unidos que podemos traer, pero a un mayor costo”, señaló.

En el país, Sinaloa es el estado que más siembra maíz blanco, la variedad más producida.

En la actualidad, la tonelada a granel se vende en 6 mil 700 pesos, pero más el flete y costo de almacenaje sube a 7 mil 700.

La tonelada se va a encarecer como 150 pesos esta semana y, dada la situación actual, puede aumentar otros 150 o 200 pesos en la siguiente, lo que se reflejará en el precio de las tortillas, estimó el director de GCMA.

Destacó la carestía de fertilizantes que también afecta a los precios. En particular, la urea, principal producto que México compra de Rusia, indica la Secretaría de Economía.

“De Rusia traemos 25% de la urea que importamos y ya venía cara, pero los próximos embarques lo serán más”, opinó Anaya, quien también alertó del mayor costo de fletes marítimos por el alza en combustibles.

Subrayó los bajos niveles de agua en presas del Noroeste y Noreste, lo que puede reducir la producción nacional de granos e imponer récord de importaciones en 2022.

Las tortillas de maíz más caras se vendieron en Hermosillo, Sonora, donde el kilo se ubicó hasta en 28 pesos y un promedio de 22.09 del 23 de febrero al 1 de marzo, según la Profeco.

En la Ciudad de México se vendieron en 15.43 pesos y llegaron a comercializarse hasta en 20, mientras en Guadalajara, Jalisco, costaron en promedio 17.62 pesos y también tocaron un máximo de 20 pesos.

Hace unos días, el presidente López Obrador aseguró que tiene un plan ante el alza de precios por el conflicto en Europa.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines