Actualidad

Todas las pistas que delataron a Mario Huezo, compañero de vida de la periodista Karla Turcios

Todas las pistas que delataron a Mario Huezo, compañero de vida de la periodista Karla Turcios

Todas las pistas que delataron a Mario Huezo, compañero de vida de la periodista Karla Turcios

Nunca ingresó al parque Bicentenario, como él afirmó Mario Huezo dijo que dejó a su compañera de vida en casa descansando y que llevó a su hijo a jugar al parque Bicentenario, el sábado al mediodía. Los investigadores corroboraron las cámaras y no encontraron su ingreso ni al parque, ni a la gasolinera donde dijo que había ido a comprar agua. Mario Huezo fue captado por siete cámaras en su trayecto hacia el lugar donde abandonó el cadáver La Fiscalía cuenta con imágenes de siete cámaras donde se observa el recorrido que Mario Huezo hizo desde la colonia Costa Rica, donde residía con Karla, hasta la zona donde  liberó el cadáver. En el desvío de Amayo, Chalatenango,  se observa el vehículo que se conduce a la zona donde fue liberado el cadáver. Después, a las 3:55 de la tarde del sábado, las cámaras captan su retorno a la colonia Costa Rica. Los teléfonos de Mario Huezo y Karla Turcios se activaron en las antenas con ruta a Nueva Concepción, Chalatenango La activación de los teléfonos revela que el teléfono de Huezo se activa a las 12:54 del mediodía del sábado en la Troncal del Norte.  Después se activa otra antena por Tonacatepeque. Los teléfonos se mantienen, según la activación de las antenas, en la zona donde fue liberado el cadáver. El teléfono de Karla Turcios fue arrojado a 2 kilómetros de donde fue dejado su cadáver El teléfono se empezó a activar el domingo, un día después del asesinato, en esa zona.  Se le había incorporado un nuevo chip al teléfono. La Fiscalía identificó quien lo había comprado y el jueves se lo incautaron a un hombre que lo portaba. "Ambos teléfonos (víctima e imputado) viajaron de la colonia Costa Rica a la zona donde apareció el cadáver", dijo el fiscal general. Creen que el aparato fue arrojado porque tenía raspaduras. Dos notas anónimas con la misma caligrafía Mario Huezo entregó un anónimo a la Policía cuando reportó la desaparición de su compañera de vida, con la cual sostenía la versión de que podría tratarse de una venganza contra el padre de la víctima. Y cuando fue al reconocimiento del cadáver de la Karla,  el domingo por la tarde, por accidente, dejó caer otra nota con contenido similar y con el mismo tipo de caligrafía. Sus expresiones en redes sociales La Fiscalía empezó a sospechar de Mario Huezo por sus versiones contradictorias, pero también por sus publicaciones en redes sociales. Horas después del reconocimiento del cadáver de la víctima, colocó pubicaciones en Facebook haciendo alusión a su relación con Karla.

Lee también

Comentarios