Actualidad

Una empresaria con temple de acero

La segunda generación de la microempresa ACERO INOX, también conocida como Acero Inoxidable Agroindustria, está representada por Diana Ponce Salamanca, una joven psicóloga que ha tomado las riendas de un negocio estrictamente familiar. 

Diana Ponce, Gerente de Comercialización de Acero INOX.

La segunda generación de la microempresa ACERO INOX, también conocida como Acero Inoxidable Agroindustria, está representada por Diana Ponce Salamanca, una joven psicóloga que ha tomado las riendas de un negocio estrictamente familiar. Esta empresa se dedica a la fabricación de equipo de cocina y maquinaria industrial, así como mobiliario en acero inoxidable.

“Somos cinco hermanos y desde pequeños nos involucramos en el negocio de mis padres, que en sus inicios a fines de los años 80 era la reparación de cocinas”, dijo Ponce. 

Desde que estudiaba bachillerato, dedicó mucho tiempo a la compañía y más cuando se convirtió en  la fuente de ingresos para pagar sus estudios universitarios. “Mi trabajo fue desde pulir y limpiar, hacer cotizaciones, visitar clientes hasta aprender a dibujar y diseñar productos, tomar medidas”, dice. Cuando decidió dedicarle todo su esfuerzo a la empresa cursó una maestría en negocios con especialidad en comercio electrónico con el fin de darle empuje a las ventas. 

El crecimiento de la empresa, explica, pasaba por la formalización a fin de poder ofrecer servicios a empresas grandes porque en principio sus clientes eran micro empresas o informales, dado que sus principales productos eran las cocinas, planchas y hornos.

“Para poder participar en licitaciones me involucré de lleno en la formalización y para hacerlo tuvimos bastante acompañamiento de instituciones y oenegés que apoyan a las mype, en principio con Voces Vitales. Han sido un gran apoyo para crear un plan de negocios para la exportación, participamos en ruedas de negocios, nos vincularon con clientes, restaurantes y empresas que necesitan productos específicos”, dijo Ponce.

Posteriormente, conocieron de CONAMYPE y en el programa Mujer y Negocios en 2015 les brindaron formación en desarrollo de prototipos, productos, cómo promoverlos y cómo formalizar la empresa.

“También en 2018 fuimos seleccionados para participar en un acelerador de empresas que se llama We América con USAID y la Universidad de Arizona Thunderbird que duró dos años, una ayuda que nos ha servido para mejorar en todas las áreas como producción, finanzas, comercialización”, añadió la empresaria.

Desde 2010 realizaron un cambio al ver nuevas oportunidades de negocio: “pasamos a fabricar además muebles de acero inoxidable para cocinas y para hospitales, creamos la marca ACERO INOX y nos hizo crecer más”. Además del producto, la opción de hacerlo todo a la medida fue una propuesta de valor que no estaba muy cubierta.

Diana Ponce, tiene clara su misión: hacer crecer la empresa y proyectarse, y lo hará mediante la implementación de ventas en línea y las exportaciones. “Soy autodidacta, pero a la vez he buscado el apoyo de los expertos. Con un buen equipo de trabajo y el apoyo total de mi esposo y mi familia puedo hacerlo. He tenido ese apoyo y eso es importante”. 

Actualmente ya trabaja en un plan de exportaciones con COEXPORT y CENPROMYPE le ha apoyado para montar la plataforma y tener ventas en línea. “También como parte del acelerador We América nos ha apoyado bastante para realizar las inversiones para poder tener un catálogo digital. Hemos recibido fondos de CONAMYPE para poder implementar esto y de Impact Hub, que nos brindan la plataforma y nosotros debemos subir los productos y precios y formas de pago. Es algo en lo que estamos trabajando”.

Esta nota fue originalmente publicada en la edición 165 / Septiembre- octubre 2021  

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines