Actualidad

Varela dice que huelga en construcción es insostenible y plantea arbitraje

Varela dice que huelga en construcción es insostenible y plantea arbitraje

Varela dice que huelga en construcción es insostenible y plantea arbitraje

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, indicó hoy que la huelga de paralización de las obras de la construcción convocada por el principal sindicato del país, Suntracs, que cumple 23 días, "es insostenible", por lo que planteó que, si no se llega a un acuerdo con la patronal, se haga arbitraje. El mandatario solicitó que el Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), y la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) realicen acercamientos para poder poner fin a la huelga que ha ocasionado pérdidas millonarias y el retraso de las obras de la Administración actual. "Para nosotros es insostenible la continuidad de esta huelga, en estos momentos, hago un llamado a ambas partes, en especial a la dirigencia del Suntracs, a que solicite el arbitraje", dijo Varela durante un acto de entrega de un buque logístico para el Servicio Nacional Aeronaval (Senan). Sostuvo que el Gobierno ha pedido acercamiento de las partes y ha dado un punto de referencia de un 14 por ciento, pero si no se da un acuerdo, el Gobierno hará formalmente la solicitud del arbitraje. "Si no se llega el día domingo, el lunes o martes a un acuerdo, se pide el arbitraje, para que el 15 de mayo empiece una nueva etapa para resolver este conflicto y que se regrese a trabajar después que se decrete arbitraje", declaró el jefe de Estado. Mencionó que hasta ahora la Línea 2 del Metro de Panamá y el Aeropuerto Internacional de Tocumen son las principales infraestructuras del Gobierno que se están viendo afectadas. El Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), que este jueves pagaba a cada uno de sus afiliados el subsidio de huelga de 50 dólares semanales, asegura que el 95 por ciento de las obras están paralizadas en el país. El Suntracs cuenta con al menos 90.000 afiliados, de acuerdo con sus propios datos, y asumió el pago a los trabajadores ya que la huelga se decretó mientras existían negociaciones con la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), las cuales se mantienen. Al inicio de la huelga, el Suntracs exigía un alza salarial del 60 por ciento pagadero a razón de 15 por ciento anual durante los próximos cuatro años, el tiempo de la convención colectiva, mientras que la Capac presentó una oferta de 2 por ciento para todo el período. Los directivos de ambas agrupaciones reconocieron que sus propuestas eran extremas y han ido flexibilizando sus exigencias de alza salarial, que ya llegaron en el caso del Suntracs al 4 por ciento anual y de la Capac al 2,5 por ciento anual, publicó este jueves el diario la Estrella de Panamá. El sector de la construcción es uno de los motores de la economía de Panamá y acaparó en 2016 el 14,9 por ciento del producto interno bruto (PIB) del país, uno de los más dinámicos de la región con una expansión económica del 5,4 por ciento en 2017.

Lee también

Comentarios