Actualidad

Venezuela da 48 horas al Grupo de Lima para rectificar

Venezuela da 48 horas al Grupo de Lima para rectificar

Venezuela da 48 horas al Grupo de Lima para rectificar

El presidente Nicolás Maduro le dio el miércoles 48 horas de plazo a los países del Grupo de Lima para que rectifiquen sobre la declaración que hicieron de la crisis política y el diferendo limítrofe entre Venezuela y Guyana, y advirtió que si no lo hacen tomará medidas diplomáticas “más crudas y enérgicas”.

Maduro criticó con dureza el comunicado que emitieron la semana pasada 13 países del Grupo de Lima, con la excepción de México, y dijo en conferencia de prensa que las autoridades venezolanas entregaron notas de protesta a los representantes diplomáticos de algunos de esos países que suscribieron la declaración.

El Grupo de Lima, que integran Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía, instó la semana pasada a Maduro a que no asuma el 10 de enero su segundo mandato y que transfiera el poder a la Asamblea Nacional hasta que se convoquen nuevas elecciones. México fue el único país que se negó a respaldar esa declaración.

El bloque también expresó preocupación por el incidente que ocurrió el mes pasado cuando un barco de la Armada venezolana interceptó dos embarcaciones contratadas por la corporación estadounidense ExxonMobil para navegar con permiso de Guyana en aguas que Venezuela sostiene que forman parte de su jurisdicción. El grupo exhortó a Venezuela a que desista de acciones que violen los derechos soberanos de sus vecinos.

Caracas y Georgetown mantienen desde hace más de un siglo una disputa territorial por el denominado Esequibo, que es un territorio de unos 159.500 kilómetros cuadrados que incluye también un área de plataforma marítima y que es rico en oro, bauxita, diamantes, maderas y petróleo.

Por otra parte, el mandatario expresó su respaldo al decreto que emitió la víspera la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, que ordenó a los poderes públicos investigar por traición a la patria a los diputados opositores que habrían apoyado el pronunciamiento del Grupo de Lima sobre la disputa limítrofe, y planteó que si para enfrentar el “golpe de estado” la Constituyente decidiera adelantar las elecciones parlamentarias “iríamos todos a elecciones”.

“Ojalá no sea necesario y esperemos el año 2020”, agregó.

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, desestimó el miércoles, en una entrevista con The Associated Press, las amenazas contra los diputados opositores, e indicó que “como no pueden rebatir que necesitamos un cambio... entonces atacan en lo personal, o en lo que saben hacer”.

Sobre la postura que asumió el Grupo de Lima en relación con el diferendo limítrofe entre Venezuela y Guyana, Guaidó admitió que fue una declaración “controversial” y recordó que la Asamblea Nacional ratificó la soberanía de Venezuela sobre la zona en reclamación del Esequibo.

El jefe del Congreso dijo que al margen de la situación planteada el Legislativo hará oportunamente una consideración al Grupo de Lima sobre ese punto.

El congresista de Voluntad Popular, que dirige el líder encarcelado Leopoldo López, ratificó su postura contra Maduro, al que llamó “dictador”, e indicó que durante este año de gestión frente a la presidencia de la Asamblea Nacional confían en que se darán los pasos para “iniciar la transición”, aunque no abundó en detalles.

Sobre el papel que cumplirá la Asamblea Nacional a partir del 10 de enero, en que inicia el segundo mandato de seis años de Maduro, Guaidó dijo que el Legislativo asumirá la “representación del pueblo de Venezuela ante las instancias pertinentes multilaterales” y tramitará de forma directa la ayuda humanitaria internacional.

Al ser preguntado sobre la postura del gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel Lopez Obrador, que se distanció de la posición del Grupo de Lima alegando que no se inmiscuirá en asuntos internos de otros países, Guaidó dijo que la Asamblea Nacional está en conversaciones con la embajada de México y envió una comunicación sobre el caso.

“Entiendo la posición ideológica de México, pero México también entiende que esto no es un tema ideológico ya, es un tema de corrupción... es un tema de violación sistemática a los derechos humanos”, agregó.

Con relación a la iniciativa de diálogo entre las partes que sugirió México, el presidente de la Asamblea Nacional expresó que “nosotros estamos dispuestos a hacer lo que sea necesario para lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y las elecciones libres”.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines