Loading...
Cripto

¿Cuáles son las estafas más comunes con criptomonedas?

Entre octubre de 2020 y mayo de 2021, en Estados Unidos se perdieron cerca de $80 millones en fraudes relacionados con criptomonedas.
 

Foto: cortesía

El creciente valor de las criptomonedas promete grandes ganancias para los inversores y las “fortunas” de la minería de criptomonedas tienen ecos de la fiebre del oro de la década de 1850. En este mundo cripto sin ley y no regulado, el riesgo de ser víctima de fraude es muy alto ya que los estafadores a menudo tienen la ventaja. 

Entre octubre de 2020 y mayo de 2021, en Estados Unidos se perdieron cerca de $80 millones de dólares como consecuencia de las miles de estafas relacionadas con criptomonedas, según FTC. En el Reino Unido, la cifra es aún mayor: la policía afirma que las víctimas perdieron más de $199 millones en los primeros nueve meses de 2021.

Según ESET, las estafas en torno a los criptoactivos están en aumento debido a que existen pocas o ninguna regulación que rija el mercado de criptomonedas para los inversores, en comparación con el mercado de valores tradicional, el enorme interés hace que la temática sea utilizada por criminales para lanzar campañas de phishing y estafas en general, los altos precios de las criptomonedas atraen a consumidores que sueñan con enriquecerse rápidamente y las redes sociales ayudan a amplificar los rumores, reales o ficticios.

Las estafas más comunes son los Esquemas Ponzi, donde las víctimas son engañadas para que inviertan en un proyecto inexistente o en un “esquema para hacerse rico rápidamente” que, de hecho, no hace nada más que llenar el bolsillo del estafador. La criptomoneda es ideal para esto, ya que los estafadores siempre están creando tecnologías de “vanguardia” que no están bien especificadas para atraer inversores y generar mayores ganancias virtuales. Falsificar los datos es fácil cuando, de todos modos, el dinero es virtual.

También está el “Pump and dump” en el que los estafadores alientan a los inversores comprar criptoactivos en proyectos de criptomonedas poco conocidas, basándose en información falsa. El precio de los activos aumenta subsecuentemente y el estafador vende sus propias acciones, obteniendo una buena ganancia y dejando a la víctima con acciones sin valor.

Los estafadores secuestran cuentas de redes sociales de celebridades o crean cuentas falsas y alientan a los seguidores a invertir en esquemas falsos como los anteriores. En un caso, se perdieron unos $2 millones de estafadores.

También está la modalidad en que se envían correos electrónicos o publican mensajes en las redes sociales prometiendo acceso a dinero virtual almacenado en un Exchange de criptomonedas. El único inconveniente es que el usuario generalmente debe pagar una pequeña tarifa primero. El Exchange nunca existe y su dinero se pierde para siempre.

Por otra parte, se falsifican aplicaciones de criptomonedas legítimas y las suben a las tiendas de aplicaciones. Si se instala, la misma podría robar datos personales y financieros, o implantar malware en el dispositivo. Otros pueden engañar a los usuarios para que paguen por servicios inexistentes, o intentar robar los inicios de sesión de una billetera de criptomonedas.

“Las estafas con criptomonedas en general se relacionan con el dinero virtual almacenado en algún Exchange de criptomonedas. En numerosas ocasiones, los estafadores logran sustraer fondos de estos Exchange, a veces robando cientos de millones. Por lo general, las compañías afectadas prometen recompensar a sus clientes inocentes, pero no hay tales garantías para las víctimas del fraude entorno a los cripto”, comenta Camilo Gutiérrez Amaya, jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines