Loading...
Cripto

‘Invierno cripto’ llega a Costa Rica: unos ven un revés para el bitcóin y otros la oportunidad de comprar ‘barato’

La inflación en Estados Unidos y el alza de las tasas de interés está generando que algunos inversionistas pierdan el apetito por el riesgo y opten por trasladar su dinero a activos menos volátiles.

A nivel internacional, empresas dedicadas a la compra, venta y transferencia de criptomonedas han tomado la decisión de salvaguardar sus operaciones. Por ejemplo, Coinbase anunció la semana anterior el despido del 18% de su fuerza laboral. Fotografía: Archivo GN.

Las ganas de invertir en el bitcóin se tambalean ante los riesgos actuales de los mercados internacionales, donde especialistas en activos digitales pronostican la entrada a un nuevo “invierno cripto”, un periodo donde los precios caen y se mantiene bajos por un lapso prolongado.

La inflación en Estados Unidos y el alza de las tasas de interés hacen mella en el apetito por el riesgo de los inversionistas quienes trasladan su dinero a instrumentos menos volátiles, provocando el ajuste en la cotización de las criptomonedas.

Por ejemplo, el sábado 18 de junio el bitcóin vivió una nueva jornada oscura después de 11 días consecutivos en picada. Su valor cayó una vez más y llegó a perder 9% respecto al viernes, al cotizar en $18.740. Desde su nivel histórico de $68.991, el 10 de noviembre del 2021, la criptomoneda se depreció 62%. Este miércoles se mantenía debajo de los $20.000.

Compañías costarricenses con participación en servicios relacionados a criptoactivos como la fintech Impesa y Multimoney, una marca de Grupo Financiero Gente, dijeron a La Nación que han monitoreado de cerca el comportamiento de las criptos y afirman que aún no perciben una afectación seria en el volumen de sus negocios.

Incluso, Gabriel González, subgerente general de Multimoney, cuya app permite almacenar y transar criptomonedas, indicó que, en lo que va de junio, su base de clientes con posiciones en cripto activos ha crecido en más del 10%; resultado de que algunos inversionistas perciben esta situación como una oportunidad para comprar “barato”.

Sin embargo, ambas empresas destacaron la cautela en el control de sus gastos y un enfoque en la educación de las personas que tienen inversiones en estos activos digitales, para que mantengan sus portafolios y cuiden su liquidez hasta que el mercado termine la “corrección”.

“En algún momento se pensó que los criptoactivos podrían servir como un instrumento ajeno a los riesgos del mercado en general, sin embargo, esta no ha sido la realidad”, precisó Mario Hernández, director ejecutivo de Impesa.

A nivel internacional, empresas dedicadas a la compra, venta y transferencia de criptomonedas han tomado la decisión de salvaguardar sus operaciones. Por ejemplo, Coinbase anunció la semana anterior el despido del 18% de su fuerza laboral. Asimismo, los cripto prestamistas Celsius Network y Babel Finance han detenido los retiros, acelerando la caída, informó el medio Bloomberg Línea.

Situación convulsa

De acuerdo con información publicada por medios internacionales, el derrumbe se debe a una venta masiva de activos en criptomonedas consecuencia del temor por la aceleración de la inflación en Estados Unidos, tras un cambio de política monetaria por parte de la Reserva Federal estadounidense (la FED).

La guerra entre Rusia y Ucrania, el alza en el precio del petróleo y la crisis de contenedores, que se arrastra desde la pandemia, han hecho que los precios de los artículos y servicios suban. Estos factores han provocado una alta inflación en la mayoría de economías a nivel mundial. En Costa Rica, este indicador experimentó una variación interanual (de junio de 2021 a mayo de 2022) de 8,71%, según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) publicado el pasado 7 de junio por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Por otra parte, la FED, “fuertemente determinada a llevar la inflación a su objetivo de 2% anual”, aumentó el 15 de junio sus tasas de interés de referencia en 0,75 puntos porcentuales, el mayor incremento desde 1994, según un comunicado oficial.

Se trata del tercer aumento consecutivo y lleva las tasas de referencia a un rango de 1,5%-1,75%. El organismo también aumentó su pronóstico de inflación para 2022 a 5,2% y recortó su previsión de crecimiento a 1,7%. Esta perspectiva agitó a los mercados desde la semana anterior y provocó un clima de incertidumbre en los inversionistas.

No obstante, también hay razones de más larga data que muestran un cierto desgaste de las operaciones digitales. Meses atrás, el derrumbe de los NFT (del inglés non fungible tokens o tokens no fungibles, en español) cuyo volumen de transacciones fue 92% menor al 2021 fue la primera señal de alarma. Luego, el hundimiento total del sistema Terra (que compone las criptomonedas Terra y la Luna) causó un descontrol total, con usuarios que perdieron sumas millonarias.

Ante esto, algunos inversores están tomando un descanso del comercio en línea o se están alejando por completo. Así otros, están cambiando a plataformas de inversión más tradicionales.

Para Alexander Rojas, experto en tecnologías digitales y profesor de la especialidad Web 3.0: blockchain, cripto y NFTs de Lead University, el mercado se encuentra en una fase denominada “capitulación”. Una etapa donde existe “miedo” en el mercado y es aprovechado por grandes inversionistas para acumular y comprar más criptomonedas, conforme va cayendo el precio.

“El bitcóin y el mercado de las criptodivisas ha estado influenciado por esa incertidumbre dentro de un ciclo bajista. El principal efecto que produce estos ciclos, es una menor adopción producto del miedo o la desconfianza pero debemos entender que, estos ciclos son normales dentro de los mercados”, manifestó Rojas.

Ciclo bajista

El ciclo bajista para el mercado cripto se inició en diciembre 2021. Ya se contabilizan seis meses consecutivos en descenso. Dado el clima actual de incertidumbre y donde los principales índices bursátiles también bajan, se proyecta que este periodo de corrección continue por unos meses más, afirmó el especialista de Lead University.

De la misma forma, no se descarta que el comportamiento actual del bitcóin, tras alcanzar el mínimo histórico, siga bajo ese mismo patrón y continúe así por el resto del año.

Brian Armstrong, director ejecutivo de Coinbase, citado por la agencia Bloomberg, afirmó que a nivel global se podría estar entrando en un periodo de recesión después de un auge económico de más de 10 años. “Una recesión podría conducir a otro invierno cripto y podría durar un periodo prolongado”, resaltó.

Para Hernández, de Impesa, la recesión podría prolongarse por un año, es decir, no se ve una recuperación en menos de un año. Esto dependerá de cuán rápido logren los bancos centrales de las principales economías, bajar la tasa de inflación a los límites normales.

“La funcionalidad de criptomonedas es algo que incorporamos en nuestra app hace apenas dos meses. Tenemos más líneas de negocios muy robustas que no tienen nada que ver con cripto activos y que continúan mostrando un crecimiento”, expresó el CEO de la fintech.

El presidente de la FED, Jerome Powell proyecta un mejor panorama para el 2024.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines