Actualidad

CIDH preocupada por excesos en El Salvador y derechos de indígenas Guatemala

CIDH preocupada por excesos en El Salvador y derechos de indígenas Guatemala

CIDH preocupada por excesos en El Salvador y derechos de indígenas Guatemala

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) abrió hoy las audiencias públicas en Bogotá en las que mostró su preocupación por las denuncias de abusos de la fuerza pública salvadoreña y vio urgente que Guatemala proteja las creaciones textiles de las mujeres indígenas del país. En la primera jornada del 167 periodo de sesiones de la CIDH, el comisionado Joel Hernández comentó que "los posibles abusos de fuerzas del orden público", denunciados por parte de varias organizaciones salvadoreñas, "serían preocupantes" puesto que, de comprobarse que son ciertos, abrirían "heridas ya cerradas". Previamente, Abraham brego, vocero de la Fundación Cristosal, denunció que 25 años después del acuerdo de paz que puso fin al conflicto armado de El Salvador perviven "retos importantes" frente a la corrupción y la "impunidad en los crímenes", así como la ineficacia de la justicia penal. brego también comentó que la desmilitarización "ha sido uno de los mayores logros de los acuerdos de paz", lo que llevó a que las Fuerzas Armadas se limiten "a cumplir sus funciones constitucionales". Por su parte, Benjamín Cuéllar, representante del Laboratorio de Investigación y Acción Social contra la Impunidad en El Salvador, respondió al ser preguntado por la CIDH que "no ha habido ningún proceso de justicia transicional" en el país. En opinión de Cuéllar, si hubiera habido cambios de fondo y no sólo de forma "no habría desplazamiento forzado, desapariciones ni feminicidios", por lo que pidió medir los cambios de fondo "por la profundidad y resultados". Ante la situación expuesta por las organizaciones de la sociedad civil, la comisionada Margarette May Macaulay dijo que la CIDH está abierta a "cualquier solicitud de apoyo técnico de cualquier medio" que precisen en el país centroamericano. También en la primera jornada, la comisión consideró hoy "urgente" que Guatemala proteja las creaciones textiles y la indumentaria originaria de las mujeres indígenas del país, quienes denunciaron que empresas de ropa y diseñadores "roban y copian" sus diseños. "Es un asunto muy urgente que ellas tengan leyes específicas (...) para colectivamente proteger sus propiedades intelectuales, y que si son robadas, ellas tengan la manera de buscar un remedio", apremió May Macaulay. Durante la audiencia, la vocera del Movimiento Nacional de Mujeres Tejedoras Sandra Xinico denunció ante la CIDH que preservar sus creaciones tradicionales "en un mundo de globalización que todo lo vende" es una "acción de resistencia (...) sobre todo de las mujeres indígenas". La comisión también pidió diálogo entre la sociedad civil y el Gobierno de República Dominicana para solucionar los conflictos derivados de la migración de ciudadanos de Haití. El comisionado de la CIDH Luis Ernesto Vargas manifestó en una audiencia en la que evaluaron el cumplimiento de decisiones del Sistema Interamericano de Derechos Humanos en República Dominicana que "hay que perseverar" y participar en el diálogo. Tanto los representantes de las organizaciones sociales del país como del Gobierno dominicano acordaron abrir unas "mesas de diálogo" para tratar la problemática, una iniciativa que fue bienvenida por la presidenta de la audiencia, Esmeralda Arosemena de Troitiño. Un vocero de los afectados por las leyes de migración del país, Beneco Enecia, saludó "la iniciativa del estado dominicano al proponer la posibilidad de crear esas mesas de diálogo". En la audiencia que abrió la jornada, la CIDH se ofreció a coadyuvar al Estado paraguayo y a la sociedad civil en materia de políticas de género y diversidad sexual para que los menores tengan acceso a información al respecto. "La comisión está en disposición de coadyuvar al proceso de acercamiento, de identificación de las complejidades que pueda estarse presentando para la comprensión no sólo de conceptos, sino de derecho o procedimientos", dijo Arosemena de Troitiño. Finalmente indicó que la CIDH sostiene esta posición "de coadyuvar de ambas partes para lograr un proceso de acercamiento y de respuestas".

Lee también

Comentarios