Economía

Las bolsas quieren conquistar a las Pymes

Las bolsas quieren conquistar a las Pymes

Las bolsas quieren conquistar a las Pymes

Las cartas ya están dadas, y si los planes de las Bolsas de Valores de El Salvador (BVES) y Panamá (BVP) progresan a buen ritmo, en un corto plazo en los índices bursátiles locales aparecerán los nombres de pequeñas y medianas empresas junto a grandes corporaciones de presencia regional o global.   Los gerentes generales de ambas plazas adelantaron que han comenzado por separado un proceso para estudiar la factibilidad de dos proyectos.   El primero consistirá en una iniciativa de ley para que las pymes puedan emitir acciones o bonos en el mercado primario con requisitos simplificados reconociendo los tamaños y economías de escala.   El concepto sería similar al resto de actores que ya cotizan en la bolsa, es decir que las casas corredoras ofrecerán la comercialización de los instrumentos que pueden tener otras características (mayores plazos y mejores rendimientos) a los inversionistas que buscan diversificar su portafolio. Le apuntan a las empresas debidamente formalizadas, con trayectoria y buena idea de negocios, aunque algunas por su naturaleza y tamaño no podrán acceder.   Para ello, aseguran los directivos, necesitarían una legislación simplificada de trámites porque probablemente estas empresas no podrán contar con una calificación de riesgo por su tamaño, y eso no quiere decir que sea mala, sino que tiene otras particularidades. “No sería justo evaluar bajo las mismas reglas a una multinacional que a un pequeño restaurante”, dice Valentín Arrieta, gerente general de la BVES.   El segundo proyecto busca permitir la venta a descuento de facturas en el mercado secundario de valores para darle liquidez y más alternativas de financiamiento de las pymes.   En este último plan, el mercado panameño tiene ventajas puesto que tiene más avanzada la aplicación de la factura electrónica lo que les permitiría manejar con menos riesgo este producto, explica Olga Cantillo, vicepresidenta ejecutiva y gerente general de la BVP.   Segundo intento   Ambos mercados habían intentado echar a andar iniciativas de este tipo en el pasado, pero no prosperaron. Pero ¿por qué ahora y qué es lo que ha cambiado en el escenario que lo haría más viable?   Arrieta y Cantillo aseguran que existe una mayor globalización, hay mejor conocimiento de otras experiencias, existe robustez en la legislación e institucionalidad, además de plataformas tecnológicas más flexibles, lo que facilitaría su funcionamiento.   A eso se suma que aunque en las pymes está el grueso de la actividad económica, estas todavía tienen dificultades para acceder a financiamiento efectivo.   “El mercado de valores se enriquece con nuevos emisores, además al incursionar en bolsa les permite adoptar mejores prácticas de gobierno corporativo, mejora la imagen de la empresa y se crea un sentido de pertenencia con los inversionistas. Hay una relación de ganar ganar”, asevera Arrieta.   Óscar Jassaui, presidente de Pacific Credit Rating, dice que ambos proyectos tienen “probados beneficios para el mercado y los partícipes, sujeto a que se creen las condiciones apropiadas para su desarrollo, ya que hay experiencias en Perú, Ecuador, México y Argentina con resultados prometedores, aunque de larga maduración”.   Por su parte, Benjamín Valdez, socio fundador de Benjamín Valdez & Asociados, firma especialista en ayudar a las empresas a entrar al mercado bursátil, cree que el principal problema que enfrentará una pyme no sería la legislación actual, ni el costo requerido para hacer una emisión, ni siquiera el monto mínimo a emitirse para que la emisión sea exitosa, sino la forma en que manejan su información contable, financiera, legal u otra y la forma en que manejan sus negocios, lo que se conoce como gobernabilidad corporativa.   No obstante, Eunice Menéndez, gerente general de Prival Securities, se muestra optimista que cree que esta iniciativa “puede tener bastante estímulo y el objetivo de un mercado de valores es buscar el desarrollo a través de diferentes sectores como las empresas tradicionales y hay un espacio para estimular las iniciativas de las pequeñas y medianas empresas para que pueden levantar capital para sus negocios”. Puede leer la nota completa en El Economista. •

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines