Economía

Theresa May desvelará el próximo viernes la postura de su Gobierno tras el “brexit”

Theresa May desvelará el próximo viernes la postura de su Gobierno tras el “brexit”

Theresa May desvelará el próximo viernes la postura de su Gobierno tras el “brexit”

La primera ministra británica, Theresa May, pronunciará el 2 de marzo un discurso sobre la futura relación que el Reino Unido debe tener con la Unión Europea (UE) tras el "brexit", confirmó hoy la residencia de Downing Street. Aunque la hora y el lugar no están aún confirmados, se espera que la jefa del Gobierno hable el próximo viernes durante una reunión del Partido Conservador escocés en Aberdeen (Escocia). May, cuyo discurso de la próxima semana es considerado uno de los más importantes sobre la retirada británica de la UE, intervendrá después de celebrar ayer una reunión del "subcomité del brexit" -formado por once ministros- en su residencia campestre de Chequers, en el condado de Buckinghamshire (a las afueras de Londres). Fuentes oficiales no han dado detalles de esa reunión, si bien un portavoz de Downing Street la ha calificado de "muy positiva" y de "un paso adelante", al permitir "acordar las bases del discurso de la primera ministra sobre nuestra futura relación" con el bloque europeo, una vez que el país salga de la UE en marzo de 2019. El resultado de estas conversaciones en Chequers será abordado, además, en una reunión de todo el Gobierno conservador el próximo martes 27, según fuentes oficiales. Antes, este lunes -día 26- el líder del Laborismo británico, Jeremy Corbyn, también tiene previsto ofrecer un discurso sobre el "brexit", en el que se espera que se manifieste a favor de mantener al Reino Unido en una unión aduanera con la UE, según adelantó hoy el periódico británico "The Guardian". Londres y Bruselas tienen previsto empezar en marzo una nueva fase de las negociaciones del "brexit", centrada en el periodo de transición, que la UE quiere que termine en diciembre de 2020 pero el Reino Unido prefiere que sea en marzo de 2021. No obstante, un documento filtrado en los últimos días apunta a que el Ejecutivo británico estudia la posibilidad de que sea indefinido. El periodo de transición tiene como objetivo principal evitar un salto al vacío para las empresas y ayudarles a preparar la nueva relación que tendrá el Reino Unido con la UE después de la ruptura.

Lee también

Comentarios