Economía

RBS aconsejó mal a miles de empresas con problemas financieros, según informe

RBS aconsejó mal a miles de empresas con problemas financieros, según informe

RBS aconsejó mal a miles de empresas con problemas financieros, según informe

Una división del banco Royal Bank of Scotland (RBS) aconsejó mal a miles de empresas con problemas financieros, a las que aplicó tasas excesivas y sobre las que tomó acciones "inapropiadas", según un informe de la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (FCA) divulgado hoy. El Comité de Tesorería de la Cámara de los Comunes reveló un documento que hasta ahora había mantenido un carácter confidencial, en el que se evalúa la actuación de la división Global Restructuring Group (GRG) del banco británico, un servicio dedicado a reflotar empresas con problemas. "La principal prioridad en todos los niveles de GRG no era la salud y la fortaleza de sus clientes, sino generar ingresos para RBS a través de tasas inventadas, altos tipos de interés y la compra de activos y propiedades", señaló la presidenta de ese comité, Nicky Morgan. El regulador británico concluye que GRG tomó decisiones que eran "injustas e inconsistentes con esfuerzos genuinos" para solventar los problemas financieros de sus clientes. El informe describe cómo las compañías eran derivadas a los servicios de esa división del banco cuando dejaban de pagar un plazo de sus préstamos o sufrían una pérdida considerable en sus ventas o beneficios. La unidad de RBS, que operó entre 2005 y 2013, llegó a gestionar una cartera de unas 16.000 pequeñas y medianas empresas. El informe del regulador financiero incluye un documento interno en el que se daban indicaciones sobre cómo actuar con los clientes a los trabajadores de Global Restructuring Group. Una de sus secciones está encabezada por el título: "Cómo lograr que un cliente acepte tasas abultadas y subidas (de precio) y que te lo agradezca". "En ocasiones tienes que dejar que los clientes se cuelguen ellos mismos", señala esa guía para empleados, que también recuerda que "las oportunidades perdidas significan bonos perdidos". Un portavoz de RBS expresó sus disculpas por el hecho de que los clientes "no tuvieron la experiencia que deberían haber tenido con GRG". "Sabemos que el banco hizo muchas cosas mal en relación a cómo trató a algunos clientes dentro de GRG durante la crisis financiera", admitió el portavoz, que aseguró que la entidad ha tomado medidas para evitar que vuelva a ocurrir. En particular, ha establecido un "proceso de quejas supervisado por el juez del Tribunal Supremo retirado William Blackburne" y un mecanismo "automático" para "devolver tasas complejas".

Lee también

Comentarios