Deportes

Nueva Zelanda: los 600 millones de euros previstos de ingresos se derrumban por el covid-19

En 2017, antes de la pandemia, se proyectó que el evento agregaría entre 360 y 600 millones de euros a la economía de Nueva Zelanda y aumentaría el empleo de 4,700 a 8,300 nuevos puestos de trabajo.

Foto: archivo EE

La previsión de 360 a 600 millones de euros de ingresos previstos por la organización de la 36ª Copa del América podría derrumbarse a causa de la pandemia del covid-19 por la falta de visitantes y de llegada de yates de lujo con motivo del evento.

En 2017, antes de la pandemia, se proyectó que el evento agregaría entre 360 y 600 millones de euros a la economía de Nueva Zelanda y aumentaría el empleo de 4.700 a 8.300 nuevos puestos de trabajo.

Cuando Nueva Zelanda fue sede de la Copa América 1999-2000, el evento contribuyó con 580 millones de euros de actividad económica para el país. La edición de la Copa del América de 2003, también celebrada en Nueva Zelanda, generó 480 millones de euros.

Aunque doscientos mil aficionados neozelandeses han acudido a Auckland desde que se iniciaron las Series Mundiales en diciembre, esto no será suficiente para alcanzar la cifra que se proyectó antes del covid-19.

El gobierno de Nueva Zelanda invirtió 82 millones de euros y el Ayuntamiento de Auckland 68 millones. La mayor parte del dinero se ha destinado a infraestructuras, y alrededor de 24 millones de euros de fondos gubernamentales se destinaron al evento en sí

Los retornos inmediatos del evento no se conocerán hasta que finalice en marzo con un informe revisado del Ministerio de Empresa, Innovación y Empleo neozelandés.

Steve Armitage, Gerente General de Destinos de la agencia de desarrollo económico gubernamental Auckland Unlimited, ha señalado que, "no podemos ver esto simplemente desde la perspectiva de los visitantes que no han venido ni vendrán durante el evento, esa es ya una oportunidad ya perdida".

"Lo que estamos viendo ahora es una audiencia cautiva en el hemisferio norte. Allí es aún invierno y muchos países todavía están cerrados a los viajes por el covid-19 y si que estamos viendo una gran cantidad de interés en Nueva Zelanda a raíz de esto", ha añadido.

Las estadísticas preliminares de visualización internacional proporcionadas a Auckland Unlimited muestran que alrededor de 100 millones de personas vieron los cuatro días de las carreras de la Serie Mundial de diciembre, alrededor del 25 por ciento de la audiencia total de toda la 35ª Copa del América de Bermuda en 2017.

A finales de 2017, cuando se comprometieron los fondos para la Copa en Auckland, se esperaban que hasta 26.000 visitantes extranjeros inyectaran hasta 6.000.000 de euros en la economía.

Con Nueva Zelanda cerrada también a los visitantes extranjeros, menos de 500 han pasado por la frontera, la mayoría relacionados con los equipos de la competición.

Los cuatro equipos han aportado unos 800, una media de doscientos cada uno entre tripulaciones, equipos de apoyo, técnicos, etc. La imagen más impactante, a demás de la ausencia de megayates que llegaban en anteriores ediciones es el vacío en el Centro de Prensa internacional de Auckland, lleno en ediciones anteriores

Solo en los ingresos de la marina de Auckland hay una caída de aproximadamente 1,8 millones de euros de las estimaciones previstas anteriores a la pandemia, ya que 22 megayates han cancelado los atraques.

Nueva Zelanda sufrirá inicialmente una pérdida de parte de los 150 millones de euros que invirtió en la Copa América pero, según los organizadores del evento, con el tiempo, los beneficios se harán realidad.

Para el gobierno de Nueva Zelanda la 36ª Copa del América está considerada como un "megaevento", uno de los dos a corto plazo; el otro es el Mundial Femenino de la FIFA en 2023. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines