Deportes

Tokio: la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos en imágenes

La capital japonesa despidió este 8 de agosto los Juegos de Tokyo 2020 con un espectáculo lleno de luz, música y color.

ceremonia de clausura
Getty Images
¡"Arigato" Tokyo 2020!

Los Juegos Olímpicos de Tokio llegaron a su fin.

La capital japonesa despidió este 8 de agosto 17 días de pura emoción en una ceremonia de clausura que pone el broche de oro a unas Olimpiadas pospuestas y que fueron calificadas como las "más extrañas" de la historia.

Los Juegos se desarrollaron sin espectadores y los atletas participantes no podían salir de la Villa Olímpica.

Para cerrar este capítulo de la historia olímpica, este domingo los fuegos artificiales iluminaron el Estadio Olímpico de Tokio.

Pero antes de ello, su puesta en escena se enfrentó a la oposición local. Justo antes de la ceremonia de clausura, alrededor de 30 manifestantes se enfrentaron con la policía en las inmediaciones del recinto.

El cierre oficial de los Juegos contó con la participación de bandas de ska, breakdancers y ciclistas de BMX y culminó con los atletas dándole las gracias a los tokiotas a través de gestos de corazón con las manos.

En el segmento de apertura llamado "un mundo de aplausos", revivimos la emoción de los Juegos Olímpicos con un video que repasa los 17 días de eventos y competencia.

"La atleta venezolana Yulimar Rojas es estrella absoluta de esa recopilación", dijo desde el estadio japonés la corresponsal de BBC Mundo en Tokio, Tamara Gil.


Unas Olimpiadas inéditas

Por Tamara Gil, enviada especial de BBC Mundo a Tokio

Los Juegos de Japón terminaron con la misma falta de emoción que les han caracterizado y un tono sobrio obligado por la pandemia, que lo ha marcado todo.

Los japoneses se esforzaron por generar ilusión y el entusiasmo de los atletas -su esfuerzo, sus victorias, sus caídas y sus grandes gestos de compañerismo- sin duda fue lo más destacado, también en los videos de recopilación que se emitieron en el evento, hechos a medida para el público que nunca hubo: el que vio la ceremonia desde sus casas.

Claramente el acto estaba pensado para todos ellos: había numerosas partes que ni siquiera sucedían en el propio estadio y el relevo de París -con una perfecta coordinación y una celebración francesa mucho más animada y cercana que la que tenía lugar en Tokio- fue un duro contraste y un recordatorio más de lo inéditas que han sido estas Olimpiadas.

Con la hospitalidad que les caracteriza, los tokiotas se despidieron con un "arigato" en letras relucientes, colocadas a ambos lados del coloso; un sentido "gracias" que sin duda también debe suponer un respiro para los huéspedes.

Fuegos articifiales en el estadio.
Stanislav Krasilnikov/Getty Images

"Expresamos nuestra gratitud por las innumerables personas que nos brindaron su fuerza y nos ayudaron a llegar a la ceremonia de clausura", dijeron los organizadores del evento.

Minutos después, la bandera nacional japonesa fue llevada hacia el escenario del estadio por seis abanderados.Según los organizadores, fue un momento para que los anfitriones japoneses"expresaran al mundo entero la máxima gratitud" por los profesionales de la salud que trabajaron incansablemente durante la pandemia de covid-19.

Bandera de Japón
Alexander Hassenstein/Getty Images
La judoka Takato Naohisa, la nadadora Ohashi Yui, la gimnasta artística Kitazono Takeru, la bailarina de breakdance Kawai Ramu, la modelo Amane y el subdirector médico Yokota Hiroyoki con la bandera japonesa.

En el estadio vacío - aunque con algo más gente que otros días - sonó el himno nacional de Japón, entonado por Takarazuka Revue, una compañía de teatro musical con más de 100 años de historia.

El príncipe Fumihito, heredero al trono de Japón, estaba en las gradas junto a Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI).

Los atletas desfilaron, encabezados por Japón por ser el país anfitrión.

A diferencia de la ceremonia inaugural de estos Juegos Olímpicos, en este evento de clausura los deportistas marcharon sin un orden establecido.

Miembros del equipo de Japón entrando al estadio.
Steph Chambers/Getty Images
Miembros del equipo de Japón entrando al estadio. Fue la primera delegación en salir.

Sin embargo, 62 de las naciones participantes no estuvieron representadas por sus atletas.

Las regulaciones de Tokio hicieron que muchos competidores volaran de regreso a sus respectivos países en las 48 horas posteriores a la finalización de sus competencias para minimizar el riesgo de infección y la propagación del virus entre la población local, por eso algunas de banderas fueron portadas por voluntarios.

Los deportistas que quedaban en Tokio se hicieron notar en el estadio. Algunos bailaron, otros hicieron muecas a la cámara. Fueron momentos de alegría.

¡Equipo Mongolia!
Dan Mullan/Getty Images
¡Equipo Mongolia!
¡Equipo Estados Unidos!
Dan Mullan/Getty Images
¡Equipo Estados Unidos!
banderas
Sergei Bobylev/Getty Images

La ceremonia continuó con luces y actuaciones.

"Cada partícula de luz se une para formar los anillos olímpicos, un símbolo atemporal de unidad mundial que reúne a millones en una celebración compartida", explicaron los organizadores.

Una de las actuaciones más llamativas fue la del grupo Tokyo Ska Paradise Orchestra, una banda japonesa de "Tokyo ska", un estilo original basado en ska jamaicano, pero con influencias japonesas.

Una lluvia de estrellas

Como siempre, los Juegos produjeron una lluvia de estrellas.

El nadador estadounidense Caeleb Dressel ganó cinco oros en la piscina, mientras que la velocista jamaicana Elaine Thompson-Herah ganó tres en la pista.

Por su parte, el gimnasta japonés Daiki Hashimoto se hizo con dos de oro en gimnasia.

Estadio Olímpico de Tokio
Han Haidan/Getty Images
La bailarina Aoi Yamada durante la clausura.

Pero igualmente hubo momentos que nadie podría haber esperado.

Gianmarco Tamberi de Italia y Mutaz Barshim de Qatar decidieron compartirse el oro en salto de altura en lugar de disputarse la medalla.

La noruega Lotte Miller consoló a su rival belga Claire Michel quien quedó de última en el triatlón.

Simone Biles, que se pensó que recolectaría un puñado de medallas de oro, destacó por priorizar su salud mental al retirarse de cinco de sus seis eventos.

Más música y cultura

En la ceremonia de clausura también sonó el Himno de la Alegría de Beethoven y se izó la bandera de Grecia, país en el que nacieron los Juegos Olímpicos.

Luego se premió a los ganadores de la final de la maratón femenina y masculina.

Las medallas de Tokyo 2020 fueron fabricadas a partir de metales preciosos reciclados de pequeños dispositivos electrónicos, la mayoría provenientes de viejos celulares donados.

La medallista de plata Brigid Kosgei (Kenia); de oro, Peres Jepchirchir (Kenia); y de bronce, Molly Seidel (EE.UU.), durante la ceremonia de entrega de medallas de la final de maratón femenino.
Alexander Hassenstein/Getty Images
La medallista de plata Brigid Kosgei (Kenia); de oro, Peres Jepchirchir (Kenia); y de bronce, Molly Seidel (EE.UU.), en la ceremonia de entrega de medallas de la final de maratón femenino.

A continuación, hubo un espectacular despliegue musical y visual. Japón exhib su cultura más tradicional.

Fue el momento de rendir homenaje a los cerca de 71.000 voluntarios que ayudaron a que los Juegos se desarrollaran sin problemas.

Un video mostró bailes tradicionales que se han transmitido en Japón de norte a sur, de generación en generación.

bailarina
JEWEL SAMAD/Getty Images
Un espectáculo de luz y color...

Comenzando con una canción y un baile popular del pueblo Ainu, el video continuó con otros bailes tradicionales: Ryukyu Eisa, Nishimonai Bon Odori y Gujo Odori.Los videos mostraron festivales tradicionales y hermosos paisajes, que hacían pensar en un viaje virtual por todo Japón.El segmento finalizó con una nueva versión de la música popular "Tokyo Ondo".

niños bailando
Steph Chambers/Getty Images
En otra escena, unos niños salieron a bailar.

Tokyo 2020 llegó a su fin, pero el espíritu continuará en los Juegos Olímpicos de 2024.Finalmente, sonó el himno olímpico y se bajó la bandera olímpica, que el gobernador de Tokio entregó al presidente del COI y, finalmente, al alcalde de la próxima ciudad anfitriona, París.Sonó el himno nacional francés y el tricolor de Francia se izó al compás, mientras París presentó un segmento artístico.

cierre de la ceremonia
KAZUHIRO NOGI/Getty Images
¡Y la ceremonia llegó a su fin!

Y mientras el estadio vacío en Tokio despidió las Olimpiadas, París invitó al mundo a los próximos Juegos Olímpicos de Verano al son de una Marsellesa reorquestada.

¡Sólo quedan 1083 días!

¡Arigato Tokio... et bonne chance Paris!

París marcó a entrega de la bandera olímpica con acrobacias aéreas.
Aurelien Meunier/Getty Images
París marcó a entrega de la bandera olímpica con acrobacias aéreas.
#BBCMundoenTokio
BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines