Economía

Estancamiento de economía alemana señala problemas en la UE

Las cifras alemanas y de la eurozona fueron las más bajas desde 2013, cuando una crisis de deuda significó casi el fin de la moneda euro.

Foto: archivo

El crecimiento se detuvo al final del año en Alemania, la economía más grande de Europa, con la caída de la manufactura y las exportaciones, de acuerdo con cifras oficiales difundidas el viernes.

La lectura plana pone de relieve el desafío que enfrenta la eurozona con los vientos contrarios de la disputa comercial entre China y Estados Unidos y la salida británica de la Unión Europea.

Las cifras alemanas y de la eurozona fueron las más bajas desde 2013, cuando una crisis de deuda significó casi el fin de la moneda euro.

La agencia alemana de estadísticas dijo el viernes que hubo crecimiento cero en el cuarto trimestre y de apenas 0,6% en todo el año. La lectura para toda la eurozona fue de crecimiento 0,1% en el cuarto trimestre.

Los problemas de Alemania afectan a la economía de los 19 países del a eurozona y el Banco Central Europeo, que trata de estimular el crecimiento y la inflación con tasas de interés negativas y la compra de bonos con moneda recién emitida.

Alemania ha liderado la manufactura y las exportaciones en los últimos años, pero esos sectores han perdido impulso. El gasto de consumo y las empresas de servicios han mostrado un mejor rendimiento e impedido que el país caiga en la recesión.

La ralentización del comercio global y la incertidumbre generada por el conflicto comercial chino-estadounidense es uno de los factores de la desaceleración, ya que las empresas se preguntan si nuevos aranceles o impuestos sobre la importación trastornarán sus cadenas de suministro de insumos y partes.

Otro factor es el cambio estructural de la industria, principalmente la automotriz, donde las empresas deben invertir miles de millones en la producción de autos eléctricos y nuevos servicios basados en las aplicaciones de la telefonía celular, tanto para responder a las presiones regulatorias que exigen menores emisiones de gases de invernadero como para enfrentar la competencia de las empresas tecnológicas nuevas.

Alemania y la eurozona también enfrentan la posibilidad de trastornos en el comercio coin Gran Bretaña, que salió de la UE el 31 de enero.

Los negociadores deben elaborar un acuerdo comercial para fin de año con el fin de evitar nuevos aranceles y barreras, un plazo breve en vista de la complejidad del asunto. A todo esto se suman los temores de transmisión del coronavirus que provoca la enfermedad COVID-19. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines