Loading...
Economía

Advierten de "represión financiera" en El Salvador

De no tener éxito el bono bitcóin, pueden haber medidas coercitivas por necesidades financieras del Gobierno, dice un reporte de Amherst Pierpoint.

Retos. El Gobierno enfrenta varios compromisos financieros.

Retos. El Gobierno enfrenta varios compromisos financieros.

Aunque se considera que El Salvador tendrá fuentes suficientes para lograr el pago del eurobono en enero de 2023, la agencia de bolsa especializada Amherst Pierpont considera que el país está en "una fase temprana de estrés de flujo de efectivo" y "aún no existe un plan a medio plazo" para los riesgos de liquidez.

Esta corredora de bolsa independiente que opera en los mercados de capital de renta fija con sede en Nueva York, en su reporte titulado "El Salvador sigue siendo un amortiguador de impactos", considera que todavía hay un colchón de liquidez, pero comienza la cuenta regresiva para la amortización de $800 millones del eurobono.

Aunque el país, aún no es un caso perdido porque la agencia considera que "todavía" tiene una estrategia de financiamiento a mediano plazo.

Destaca que como "Plan A" de financiamiento estaría la emisión de bonos relacionados con bitcóin, la cual se retrasó hasta marzo, aunque en este tema existen "más preguntas que respuestas antes del lanzamiento".

Amherst Pierpont dice que la "hoja de términos" inicial de los bonos bitcóin incluía a la exchange Bitfinex como lugar de negociación, lo cual sugiere "una demanda restringida" con inversores estadounidenses excluidos de la plataforma, lo cual "puede restringir la demanda institucional general", y estará más orientada a la comunidad minorista de la criptomoneda.

Plan B

En caso de no tener el resultado esperado con el "Plan A", la agencia dice que el Gobierno salvadoreño puede optar como "Plan B", aumentar el financiamiento mediante el mercado interno con deuda de corto plazo (Letras del Tesoro) y el sistema de pensiones.

"La relativa estabilidad en el mercado local sugiere bajos riesgos para refinanciarse", pero sería de ver, si el mercado va a demandar más fondos o va aceptar más deuda, ya que en las últimas emisiones no se ha logrado colocar lo ofrecido. "Así es como la represión financiera suele comenzar con medidas regulatorias que permiten un mayor acceso a las Letras del Tesoro", advierte Amherst Pierpont.

Agrega que "la coerción podría dar lugar a una mayor inversión entre el sector privado o la alternativa de financiamiento del sector público entre las instituciones estatales autónomas" (como las titularizaciones de ANDA y FOVIAL).

También está la opción de la reforma de pensiones y que el presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro, dice que se analizará en el primer semestre del año. Amherst Pierpont concluye que se ignora por completo una opción a corto plazo del Fondo Monetario Internacional (FMI) y no ve un cambio hacia la restricción del gasto ni un plan para el ajuste fiscal.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines