Loading...
Economía

Advierten que Gobierno salvadoreño hará “represión financiera”

Reporte de la agencia Amherst Pierpoint augura que la reforma del sistema de pensiones será una medida para buscar financiamiento.

Financiamiento. El Gobierno salvadoreño debe buscar fuentes de financiamiento.

La agencia de bolsa especializada Amherst Pierpoint advierte que el Gobierno de El Salvador se encamina hacia la "represión financiera", en contra de los inversores locales ante la fuerte necesidad de obtener fuentes de financiamiento para cubrir los pagos de sus obligaciones.

Un reciente reporte de la agencia señala que El Salvador es un caso único por las restricciones que le implican la dolarización (sin potencial para la monetización del déficit) y la saturación del financiamiento interno después de dos años de "enormes déficits fiscales" en 2020 y 2021, en la administración Bukele.

El camino típico para la gestión del flujo de caja, señala Amherst Pierpoint, es primero explotar todas las opciones de financiamiento estándar (en su mayoría préstamos de organismos multilaterales), luego recortar el gasto corriente (recortes forzados o acumular atrasos internos) y finalmente reducir el stock de liquidez (depósitos del banco central).

“La próxima prioridad podría pasar a la represión forzada de los inversores nacionales en forma de reforma de las pensiones”.

Siobhan Morden, jefa de Estrategia de Renta Fija de Amherst Pierpont Valores.

Esto no incluye otras "opciones de financiación heterodoxa (represión financiera de los inversores nacionales) o de financiación innovadora (bonos volcánicos)", dice la agencia.

"La próxima prioridad podría pasar a la represión forzada de los inversores nacionales en forma de reforma de las pensiones. Estos reflejarían estrategias de financiación a corto plazo que en su mayoría solo beneficiarían a los vencimientos (de los eurobonos) más cortos de 2023 y posiblemente de 2025", añade Siobhan Morden, jefa de Estrategia de Renta Fija de Amherst Pierpont Valores.

En septiembre del año pasado el presidente de la república, Nayib Bukele, anunció su intención de presentar una reforma al Sistema de Ahorro de Pensiones (SAP), lo que según la agencia calificadora Moody’s "podría liberar liquidez para cumplir con el pago de bonos de 2023", pero hasta la fecha no se conocen detalles de esta reforma.

Antecedentes

Cabe señalar que esta no es la primera ocasión que esta agencia utiliza el término de represión financiera en el mercado salvadoreño.

En enero pasado, un reporte ya mencionaba que el Gobierno salvadoreño aplicaría como medida de "represión financiera" obligar a las entidades financieras a comprar más deuda pública de corto plazo (Letras del Tesoro y Certificados del Tesoro) así como reducir las reservas de saldo que los bancos locales tenían en bóvedas.

Al mes siguiente, en efecto, el Comité de Normas Técnicas del Banco Central de Reserva (BCR) aprobó una normativa temporal para el cálculo de la reserva de liquidez sobre depósitos y otras obligaciones para que las entidades bancarias tuvieran liquidez y compraran un bono por $300 millones que subastaron.

Según el reporte de Amherst Pierpont, ahora que los precios de los bonos salvadoreños se han desplazado por debajo de $40, "el peor equilibrio supone un incumplimiento antes de lo esperado".

Esto es pesimista en varios frentes ya que no hay posibilidad de un giro de la actual administración de Bukele hacia la disciplina fiscal mediante el recorte del gasto o un mayor crecimiento del turismo/inversión del bitcóin.

A esto se suma que la postergación o cancelación de la emisión de $1,000 millones de los bonos volcán "tampoco reafirma ningún plan creíble sobre el manejo de liquidez o solvencia de la administración Bukele".

Por ello, la conclusión de la agencia es que los escenarios de incumplimiento implícitos en el mercado están cambiando "cada vez más hacia escenarios peores" con un "valor de recuperación bajo sin precedentes" y una "alta probabilidad de incumplimiento a corto plazo".

No obstante, el documento de la agencia recalca que "todavía no hay signos de estrés severo en el flujo de caja" del Gobierno por la renovación de deuda y altos niveles de reservas de divisas.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines