Economía

Aranceles de EUA a vehículos golpearía con dureza a varios países de la UE

Aranceles de EUA a vehículos golpearía con dureza a varios países de la UE

Aranceles de EUA a vehículos golpearía con dureza a varios países de la UE

El aumento de los aranceles de EUA a las importaciones de automóviles golpearía con dureza a varios países de la Unión Europea (UE), donde amenazaría a más de medio millón de puestos de trabajo, advirtió hoy el Instituto de Viena para Estudios de Economía Internacional Comparada (wiiw, en sus siglas en alemán).

En un comunicado, resume el resultado de un estudio hecho a raíz de la amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de elevar del 2,5 % al 25 % el arancel a la importación de automóviles, y destaca que la exposición a la medida varía mucho entre los socios.

"Los países fabricantes de automóviles y aquellos que participan en las cadenas integradas de suministro en esta industria podrían sufrir pérdidas dolorosas", señala.

Las ventas de automóviles y equipos de transporte suponen un 13 % del conjunto total de las exportaciones de la UE a la primera potencia mundial, pero menos del 1 % del conjunto total de las exportaciones del bloque, incluidas las inter-comunitarias.

Alemania, donde los automóviles suponen el 28,4 % de las exportaciones a EEUU, sería de lejos el socio más golpeado.

También sufrirían no solamente otros productores de coches, como Suecia (16 %), Italia (12,8 %) y el Reino Unido (12 %), sino aquellos suministradores de componentes para la industria automotriz, como Eslovaquia (60 %), Hungría (27,7 %), Austria (10,5 %), España (9,1 %) y la República Checa (4,8 %).

"La generación de valor añadido en España" por las importaciones estadounidenses de equipo de transporte supondrían el 0,16 % del Producto Interior Bruto (PIB): 0.07 % de forma directa, y 0.09 % sería el generado de forma indirecta, precisó a Efe Veronika Janyrova, una de las autoras del estudio.

Del total de 600.000 empleos que estarían en juego en la UE, la mitad (300.000) están en Alemania, 70.000 en Italia, 50.000 en Reino Unido, 40.000 en Polonia y 25.000 en España.

También es de 25.000 el número de puestos de trabajo que se calcula genera la importación estadounidense de productos de la industria automotriz tanto en Hungría como en la República Checa, mientras que en Austria serían 16.000 y 12.000 en Eslovaquia.

Los cálculos del instituto apuntan a que los "efectos directos" de las importaciones estadounidenses afectarían a un 0,06 % del empleo en España, y los indirectos, a un 0,08 %, por lo que el total ascendería al 0,14 %, explicó Janyrova.

"La dimensión en la que esos puestos de trabajo estarían amenazados dependerá esencialmente de cuán fuerte sea la reacción de los importadores de EEUU a las subidas de precios, de la política de precios que adopten las empresas y de la reacción de otros países, como China", indica el comunicado.

Para los expertos del instituto está claro que "el regreso a una política comercial basada en reglamentos evitaría el creciente proteccionismo y el aumento de la inseguridad".

"No obstante, el wiiw es escéptico de que ello sea posible con el actual Gobierno de Estados Unidos", indica la nota.

Lee también

Comentarios