Economía

Argentina registra en junio mayor inflación del año

Argentina registra en junio mayor inflación del año

Argentina registra en junio mayor inflación del año

Argentina registró en junio una inflación del 3,7% respecto al mes anterior, la más alta en lo que va del año como consecuencia de la reciente crisis cambiaria, el aumento de tarifas de servicios públicos y el fracaso de la política oficial antinflacionaria.

El Instituto nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) detalló en su informe de este martes que las mayores subas de precios se dieron en los rubros de Alimentos y bebidas no alcohólicas (5,2%), Transporte (5,9%) y Salud (4,3%).

Desde diciembre de 2017, Argentina acumula una inflación de 16%, la más alta de Latinoamérica después de Venezuela.

Esta es la primera medición oficial de la inflación después de la crisis cambiaria de mayo en la que el peso argentino se devaluó más de 20%. En lo que va de año, la moneda argentina se ha depreciado 50%.

El propio Banco Central reconoció que la inestabilidad cambiaria repercutiría en una aceleración de la inflación en junio.

Por otra parte, en mayo además se produjeron aumentos en tarifas de agua potable (26% promedio) y en el metro (46%), en línea con los fuertes ajustes que sufren desde principio de año los servicios públicos y que inevitablemente se trasladan a los precios.

En su tercer año de mandato, los analistas coinciden que la política económica del gobierno de Mauricio Macri centrada en la tasa de interés para domar a la inflación ha fracasado.

“El esquema de metas de inflación parte del supuesto de que la inflación es un fenómeno puramente monetario y que puede ser combatido utilizando exclusivamente la política monetaria”, explicó del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano.

“Pero en países de alta inflación, como la Argentina, la inflación es un fenómeno multicausal: generalmente se mezclan componentes monetarios, no monetarios e inerciales. Por ello, el éxito de cualquier estrategia antiinflacionaria que se encare requiere de un enfoque integral que ataque al conjunto de los factores inflacionarios”, advirtió.

Los últimos datos disponibles evidencian una desaceleración de los precios en julio a partir de una mayor estabilidad cambiaria luego del acuerdo firmado con el FMI a cambio de 50.000 millones de dólares.

Pero “la situación actual y las perspectivas futuras (sobre todo el impacto de nuevos aumentos tarifarios), los riesgos de mayor inflación a la esperada son elevados”, indicó la consultora Management & Fit.

Los economistas privados estiman para 2018 una inflación de 30 y 32%, una proyección que complica los planes del gobierno de cara a 2019, cuando Macri buscará la reelección.

Lee también

Comentarios