Economía

Argentina sale a calmar a los mercados tras suba del dólar

Argentina sale a calmar a los mercados tras suba del dólar

Argentina sale a calmar a los mercados tras suba del dólar

El gobierno argentino salió el viernes a calmar a los mercados con una fuerte suba de la tasa de referencia y una reducción de la meta de déficit fiscal en un contexto de volatilidad por la fuerte alza del dólar. El dólar se depreciaba a 22,20 pesos por unidad a las 13.25 hora local (1625 GMT) pocas horas después de que el Banco Central anunciara un fuerte incremento de la tasa de interés de referencia y la ubicara en 40%. La divisa en la que ahorran los argentinos alcanzó la víspera 23,30 pesos, su máximo histórico, en el marco de una tendencia alcista que al banco emisor le resultó difícil contener y en sintonía con lo ocurrido en otros mercados de la región debido en parte a la suba de las tasas en Estados Unidos. El Banco Central redujo además el tope de activos en dólares que impone a los bancos, lo que los obliga a salir a vender la divisa. De forma adicional y para dar más certidumbre a los mercados, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció una reducción de la meta de déficit fiscal de 3,2% a 2,7% del Producto Interno Bruto para este año. Ello permitirá un ahorro de unos 3.500 millones de dólares. “Hay un camino hacia el equilibrio fiscal, una condición no negociable del presidente Mauricio Macri”, dijo Dujovne a periodistas en rueda de prensa. El funcionario señaló que ante este escenario de mayor volatilidad externa “habrá un déficit fiscal más bajo generando menos necesidades de financiamiento”. Dujovne consideró que en la actual situación de “incertidumbre” financiera también influyeron las “prácticas demagógicas” de la oposición de intentar frenar con un proyecto de ley el alza de las tarifas de algunos servicios públicos, medida que ha provocado un gran malestar social. El ministro confió en que la suba de la tasa de referencia sea transitoria y reconoció que afectará al crecimiento económico en curso. No obstante, acotó que “lo que más afecta es entrar en esta espiral en la que la volatilidad se apropia del mercado y la incertidumbre reina en la sociedad”. Asimismo admitió que la medida podría impedir que la tasa de inflación baje en mayo. El banco emisor intervino fuertemente en el mercado en los últimos días vendiendo más de 5.000 millones de dólares para frenar la escalada de la divisa y evitar el traslado de ese movimiento a la inflación. Dujovne apuntó que la meta del alza del costo de vida para este año se mantendrá inamovible en 15%. Sin embargo, economistas dan por descontado que será de al menos 22%. En tanto, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, relativizó la apreciación de la moneda estadounidense al señalar que “es algo que está pasando en países emergentes y la Argentina está muy bien preparada para absorber estos shocks”. Caputo destacó que las necesidades financieras por 25.000 millones de dólares para este año “están cubiertas en 80-85%” y que Argentina no tomará deuda en dólares y euros. Fausto Spotorno, economista jefe de Orlando Ferreres y Asociados, dijo a The Associated Press que el Banco Central fue “bastante contundente con las medidas que tomó y eso ha ayudado un poco a frenar la corrida del dólar, a la que tampoco le quedaba mucha nafta (gasolina)”. Spotorno consideró que la medida será transitoria porque “cuanto más tiempo dure peor será para la actividad económica”. El economista apuntó que el problema de Argentina es que “tiene un sistema financiero pequeño y cuando tiene grandes necesidades de financiamiento debe recurrir al mercado internacional, lo que lo hace vulnerable a los movimientos en las tasas”. Analistas señalaron que este año hay una tendencia al alza del dólar por la disminución de la entrada de capitales. A ello se suma un mayor volumen de importaciones debido al crecimiento económico y la reducción de las exportaciones de granos, la principal fuente de divisas de Argentina, por la reciente sequía. En el alza del dólar también ha influido la tendencia de los inversores a desprenderse de títulos locales para refugiarse en el dólar luego de la reciente entrada en vigencia de un impuesto que grava esas colocaciones.

Lee también

Comentarios