Economía

Banco Mundial: Hay que evitar que se prolongue la crisis de la deuda

El presidente del Banco Mundial, David Malpass, considera que este es uno de los desafíos más grandes que enfrentan los países de América Latina, incluido El Salvador.

El Banco Mundial. Llama a evitar que se prolongue "la crisis de la deuda", principalmente en países que sufren sobreendeudamiento, como El Salvador.

El presidente del Banco Mundial, David Malpass, dijo ayer a LA PRENSA GRÁFICA en una teleconferencia, que se debe de evitar que se prolongue "la crisis de la deuda", principalmente en aquellos países que sufren sobreendeudamiento, como El Salvador.

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, reconoció la semana pasada que el Gobierno está en negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para contar un acuerdo de Servicio Ampliado (SAF), del que se desconocen los términos, pero que podrían implicar cambios estructurales, económicos e institucionales.

EL presidente del Banco Mundial dijo que "tenemos que intentar, esta vez, evitar que se prolongue la crisis de la deuda. Por lo tanto, estamos tratando de evitar una situación en la que la deuda simplemente se refinancie a una tasa de interés relativamente alta y luego continúe creciendo en el futuro". Los niveles de deuda han superado el 85 % del PIB según los últimos datos oficiales. Esta cerró en 2020 en $21,651.9 millones, un crecimiento del 15.6 % en comparación al año anterior. Asimismo, el gobierno colocó $1,000 millones en bonos a tasas del 9.5 %.

“Mi objetivo en el Banco Mundial es identificar aquellos países donde la carga de la deuda es insostenible y luego encontrar caminos para crear cargas de deuda sostenibles”.

David Malpass, Presidente del Banco Mundial.

"Eso requiere que los acreedores bilaterales oficiales y los acreedores del sector privado, trabajen para encontrar tasas de interés más bajas para las diversas cargas de la deuda de la región" añadió Malpass quien ve una disminución en el gasto en áreas sociales de los países solo por el pago de intereses de la deuda. "Los niveles de deuda son problemas y desafíos importantes para El Salvador, por ejemplo", agregó. Además el país tiene fuertes presiones por la deuda a corto plazo, que el año pasado rondó el 7.5 % de pago de interés por cada colocación. El economista Ricardo Castaneda, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), explica que es inevitable el país siga teniendo deuda, pero sino se logra un acuerdo con el FMI se va terminar colocando bonos a tasas de interés más altas.

"Si bien es cierto se sigue adquiriendo deuda es a mejores condiciones y eso le sirve para que tenga resultados, para que aumente los ingresos y aumente el crecimiento económico, y con ello en el mediano plazo se reduzcan los niveles de deuda", considera. El presidente del Banco Mundial agrega que es un gran desafío para muchos de los países de América Latina la reestructuración de la deuda y que el sistema financiero internacional "debe encontrar formas adicionales de abordar" el problema. "Mi objetivo en el Banco Mundial es identificar aquellos países donde la carga de la deuda es insostenible y luego encontrar caminos para crear cargas de deuda sostenibles, de modo que la gente del país pueda ver luz al final del túnel", destacó.

Malpass detalla que con la gran expansión del endeudamiento de los bonos, como los eurobonos, por ejemplo, el problema es que es un tipo de deuda que es muy difícil reestructurar bajo las reglas actuales.

"Las reglas se establecen de una manera desequilibrada y, por lo tanto, tienden a favorecer a los acreedores frente a los deudores a través de las estructuras legales de Nueva York y Londres. Eso crea grandes desafíos para los países que intentan reestructurarse", detalló.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines