Economía

Banco Mundial prevé que Centroamérica crezca 5.6 % este año

La subregión enfrenta retos en lo relativo a la mejora de infraestructura, educación e inserción en el mercado global.

Reuniones. El Grupo Banco Mundial (BM) celebra esta semana sus reuniones anuales junto al Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, D.C.

Reuniones. El Grupo Banco Mundial (BM) celebra esta semana sus reuniones anuales junto al Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, D.C.

La economía centroamericana crecerá alrededor de un 5.6 % este año, según las proyecciones del Banco Mundial (BM). Antes de la crisis desatada por la pandemia la subregión crecía en torno a un 4.5 % por año, destacó el organismo.

"América Central está regresando poco a poco a sus niveles más altos de crecimiento anterior a la crisis. Por más de tres décadas ha estado creciendo en 4.5 % por año, ligeramente por debajo de los países de Asia. Pero la pandemia ha tenido el mismo impacto que en el resto de la región", destacó hace unos días William Maloney, economista jefe de América Latina y el Caribe del Banco Mundial, durante la presentación el informe semestral de la institución.

Maloney señaló que los retos para Centroamérica también tienen que ver con "infraestructura, educación e inserción en el mercado global". Uno de los ejes de trabajo del Banco Mundial con el istmo es la reducción de las barreras intrarregionales al comercio, apuntó el economista.

En tanto se prevé que Latinoamérica crezca un 6.3 por ciento en 2021, "junto a una aceleración de la vacunación y una caída en las muertes por covid-19, la mayoría de los países no logrará revertir del todo la contracción de 6.7 por ciento que tuvo lugar el año pasado" destacó el organismo.

"Las previsiones de crecimiento para los próximos dos años caen por debajo del 3 por ciento, un regreso a las tasas de crecimiento bajas de la década de 2010, generando preocupación de una nueva década perdida en términos de desarrollo", agrega.

Deuda se disparó en 2020

Por otra parte, el organismo informó ayer que la deuda de más de 70 países de bajos ingresos aumentó un 12 % en 2020, hasta un récord de $860,000 millones, debido a la repuesta fiscal y monetaria desplegada para encarar la pandemia de covid-19 y supone un "trágico retroceso" en el desarrollo de esos países.

El auge del pasado año se suma al 9 % que ya habían registrado previamente en 2019, lo que agrava la situación de vulnerabilidad de las cuentas públicas en esos países, gran parte de los cuales se encuentran en África.

En este sentido, el presidente del BM, David Malpass, aseguró en una rueda de prensa telefónica que es necesario "un enfoque integral del problema de la deuda", que incluya "la reducción del endeudamiento, una reestructuración más rápida y una mayor transparencia".

Malpass remarcó que, según los datos del organismo que preside, el problema de la desigualdad económica seguirá agravándose ya que los ingresos medios per cápita en los países avanzados ascenderán un 5 % frente al 0.5 % de media en los países en desarrollo.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines