Economía

Banco de México mantiene previsión de crecimiento pero advierte de riesgos

Banco de México mantiene previsión de crecimiento pero advierte de riesgos

Banco de México mantiene previsión de crecimiento pero advierte de riesgos

El Banco de México mantuvo hoy en un rango de entre 2 % y 3 % su proyección de crecimiento del producto interno bruto (PIB) para 2018, aunque advirtió que "se han acrecentado los riesgos para la economía global", lo que podría incidir en el ámbito interno.

Para 2019, el banco central mantuvo igualmente la expectativa de un crecimiento de entre 2,2 % y 3,2 %.

Respecto a la inflación, la institución anticipa que termine este año en 3,8 %, congruente con la meta de 3 % con un margen de un punto porcentual, y para 2019 hizo un ajuste a la baja de su previsión, de 3,2 % a 3,1 %.

"La trayectoria de crecimiento esperada para el resto del año y para 2019 se basa en la previsión de una moderada reactivación de la inversión privada y el gasto en ciertos proyectos de infraestructura pública, así como del fortalecimiento de la demanda externa, lo cual seguiría apoyando la actividad económica en México", indicó.

En su informe trimestral del periodo enero-marzo de 2018, señaló que estas previsiones presumen que se mantendrá un compromiso de las autoridades de política económica de preservar un marco macroeconómico sólido, con finanzas públicas sostenibles y políticas que propicien la inversión y el crecimiento de la productividad.

Si bien en el primer trimestre del año se siguió observando una expansión generalizada de la economía mundial y para el resto de 2018 y 2019 se sigue esperando un crecimiento sólido de la actividad económica, "se han acrecentado los riesgos para la economía global en una perspectiva de mediano y largo plazos", alertó.

Entre estos riesgos citó la mayor volatilidad en los mercados financieros internacionales ante la posibilidad de sorpresas inflacionarias en algunas economías avanzadas, particularmente Estados Unidos, así como un escalamiento de medidas proteccionistas y la materialización de algunos eventos geopolíticos.

Indicó que a pesar de que en el primer trimestre se dio un mayor dinamismo económico, "el balance de riesgos para el crecimiento continúa sesgado a la baja dada la incertidumbre que prevalece en la economía y, en particular, los efectos que un cambio en las condiciones comerciales con nuestro principal socio comercial (Estados Unidos) y otros factores internos pudieran tener". 

Lee también

Comentarios